Lo que se dice en las mesas

Economía

Mientras el Fondo sale silbando bajito, en el mundo crece la inquietud por el impacto económico del coronavirus. Corre el reloj de la deuda en pesos. Farmacéutico cerró La Huella. Nueva ola de M&A.

  • Entre el paso al costado del Fondo, el malhumor reinante, la incertidumbre creciente y las idas y vueltas con la deuda, los operadores sólo piensan en el finde de carnaval que promete un nuevo rally hacia las costas uruguayas. La reacción del mercado al comunicado del FMI fue clara, “ni fu ni fa”. Sobre el cierre de las operaciones de ayer se conoció el resultado del canje del Bono Dual 2020 (AF20) que en lugar de salir a la par lo hizo en 108,90. “Se llenó la licitación”, dijo un conocido gestor que encontró como explicación que “los que no entraron al canje inicial del AF20 y fueron reperfilados quedaron con más miedo de no cobrar nada y aceptan un bono a tasa Badlar”. Mientras que el mundo sólo habla del coronavirus (COVID19). Llueven informes y estimaciones del posible impacto de la pandemia originada en China que algunos expertos proyectan, con datos muy preliminares, una caída de más de un billón de dólares en el PBI mundial. Apuestan a un impacto grande, pero de corta duración, con epicentro en China. Por lo pronto, acá nadie arriesga nada. Todo está 50/50. “El Escocés”, legendario gestor local, tampoco se juega. Toda una señal. Dice que sus socios y clientes internacionales creen que en un par de meses las cuentas externas estarán ordenadas y el país contará con un acuerdo con los acreedores. “Si es así, se comienza a vislumbrar un plan para crecer. Si no, será complicado”, reconoce.
  • El tema que escala, en forma dramática, es la deuda en pesos. Según data del mercado, más del 70% de estos papeles están en manos de extranjeros. “O sea, emiten y pagan o reperfilan, pero el desconcierto ahí no puede durar mucho más”, advierte “El Escocés”. Los inversores están tocados tras los fallidos canjes. Todos hacen hincapié en que los bonistas no son lo que eran. Los actuales son más malos y están menos expuestos (a excepción del FMI, que sí está comprometido). En el mundillo asegurador advierten que la incertidumbre sobre la reestructuración de la deuda está provocando un deterioro significativo en la adecuación de capital y en la liquidez de las compañías. Es que el sistema tiene cerca del 38% invertido en títulos públicos y ya acusa la caída de precios. Claro que también sufren vía la tenencia de fondos comunes de inversión (son más del 25% del total) y otro tanto por bonos corporativos. Pese a todo, algunos como Genneia, la principal empresa de energías renovables, sortea el temporal tras recibir el primer tramo de un préstamo corporativo para el financiamiento de sus proyectos eólicos Pomona II, ya en operación, y Chubut Norte II, en construcción. Fueron u$s31 millones, otorgados por el Banco de Desarrollo Alemán KfW con garantía de la agencia alemana Euler Hermes.
  • Fue quizás el último evento de la temporada esteña. Tuvo lugar en La Huella, que fue cerrada para el festejo del cumpleaños del empresario farmacéutico Alejandro Roemmers. Casi a plena luna llena, con exquisiteces, buena música y una nutrida concurrencia se celebró hasta altas horas de la noche. Allí muchos chismes y datos. Sobre la temporada de negocios en el este, el balance dejó un buen flujo de visitantes, que sorprendió a los más optimistas, y donde el “cash” fue el rey. Por más billetera había una especie de dogma de no caer bajo el impuesto PAIS. De ahí que se vio una circulación de billetes verdes no vista desde hace tiempo. En cuanto a negocios inmobiliarios, mucha cáscara y pocas nueces. Luego sobrevino la tradicional feria gastronómica de José Ignacio, donde se escucharon muchos epítetos poco amables sobre el exministro “Toto” Caputo que hoy se ufana de que el Fondo le da la razón, pero nade dice del empome de papeles a tontas y a locas que diseñó. También el jefe del BCRA, Miguel Pesce, es monitoreado de cerca porque la política monetaria, rehén del futuro canje y del plan (¿?), navega en aguas turbulentas. Fue muy comentada la visita del gurú de los mercados emergentes, Mark Mobius, ex Templeton, que estuvo en CABA viendo oportunidades de inversión en el sector real. También atrajeron la atención del mercado las últimas operaciones de M&A: Morgan Stanley se queda con la plataforma de servicios financieros E-Trade por u$s13.000 millones, Jupiter Fund Management acordó comprar Merian Global Investors (la antigua Old Mutual) por u$s500 millones, lo que dará lugar a una gestora con u$s80.000 millones en activos; y Franklin Templeton se compró a Legg Mason por u$s4.500 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario