Fuera del mapa

Economía

George Bush transita el último tramo de su gestión, pero, por exigua que sea, no deja de lado su agenda para el hemisferio. Su secretario del Tesoro, Henry Paulson, vendrá la semana que viene a Sudamérica para conversar con presidentes, altos funcionarios y líderes empresarios. Arrancará, es obvio, en Brasil, bajará luego a Uruguay y finalizará en Chile, ignorando a una Argentina que cayó en la irrelevancia para Washington.

Washington (Reuters) - El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, iniciará una gira por Latinoamérica la próxima semana visitando Brasil, Chile y Uruguay para intensificar « nuestra participación en el éxito económico de Latinoamérica», según informó ayer el Departamento del Tesoro.

Una vez más, la administración Bush deja fuera del itinerario oficial y de la agenda de prioridades de Washington a la Argentina. Lo que, en realidad, no debería extrañar dado que la cercanía y el romance de Néstor Kirchner con el conflictivo gobierno bolivariano de Hugo Chávez no hicieron más que distanciar al gobierno argentino de la capital estadounidense. Varios actos públicos y oficiales de los que participó Chávez en territorio argentino no hicieron más que recordarle esto al presidente Bush.

Paulson iniciará su visita el próximo lunes en la ciudad brasileña de Belo Horizonte, donde se reunirá con el gobernador Aecio Neves y también con inversores. El miércoles, en Brasilia, tendrá audiencia con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y su ministro de Hacienda, Guido Mantega, así como con el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles.

El jueves, ya en Montevideo, se entrevistará con el presidente de la República Oriental del Uruguay, Tabaré Vázquez, y su ministro de Economía, Danilo Astori.

En Santiago de Chile se reunirá con la presidenta, Michelle Bachelet; el canciller, Alejandro Foxley, y el ministro de Finanzas, Andrés Velasco, así como el titular del Banco Central, Vittorio Corbo.

El funcionario estadounidense, el cuarto en la jerarquía de poder, viene a «discutir ideas sobre cómo extender oportunidades, reducir la pobreza, consolidar a la clase media en la región y conversar sobre lo que Estados Unidos está haciendo para ayudar».

En referencia al momento que vive el mercado bursátil, ayer Paulson dijo que «en términos de mirar al sector inmobiliario, la mayoría de nosotros creemos que está cerca o en el final» y agregó que «ha tenido un impacto significativo en la economía. Nadie está estimando, con algún grado de claridad, cuándo va a suceder el repunte».

También se refirió a la sucesión de la presidencia del FMI. Dijo que Estados Unidos no cuestionará la antigua tradición de que sea Europa la que elija al líder del Fondo.

Dejá tu comentario