G-20 remoto: multilateralismo en medio de un mundo cerrado

Economía

El Presidente pidió acciones conjuntas de todos los países, algo que aún no se vio en esta crisis.

Alberto Fernández le pidió ayer a los líderes de las veinte principales economías del mundo a suscribir “un gran Pacto de Solidaridad Global” porque “nadie se salva solo” y los llamó a crear “un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria” para combatir la pandemia del coronavirus.

Lo hizo durante una videoconferencia con sus pares del G-20, desde la Quinta Presidencial de Olivos. Después de muchas dilaciones en un mundo que esta atravesando quizás la mayor crisis que se haya desarrollado desde la Segunda Guerra Mundial, parecía una ausencia notable que no se llevara a adelante una cumbre para analizar los efectos del Covid-19 a nivel global y debatir estrategias coordinadas para hacer frente a la pandemia.

“La urgencia que marcan las muertes, nos obliga a crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos”, dijo Alberto F. ayer mientras lo escuchaban Donald Trump, Xi Jinping, Shinzo Abe y Giuseppe Conte entre otros. Jair Bolsonaro, según se informó, no pudo ser de la partida por problemas técnicos.

“Enfrentamos el dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros”, dijo el Presidente hablando sobre el tema más incendiario de esta crisis después del sanitario.

Y tuvo palabras para el mercado y la burbuja financiera: “El tiempo de los codiciosos ha llegado a su fin. Como enseña el papa Francisco, tenemos que abrir nuestros ojos y nuestros corazones para actuar con una nueva sensibilidad”.

En la videoconferencia, abordaron cuestiones vinculadas al impacto en la salud, la economía, el comercio y la cooperación internacional.

Junto con Alberto F. estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; y Economía, Martín Guzmán; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello y de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz.

La convocatoria que estuvo presidida por Arabia Saudita, quien esta en la presidencia de turno del G-20, tuvo el sentido de buscan respuestas coordinadas a nivel global para hacer frente a la pandemia y, a su vez, analizar sus implicancias a nivel social y económico.

Por eso allí el presidente explicó: “Nos convocamos en un momento único de la historia que nos impone actuar con valentía. No debemos paralizarnos ni temer. Mucho menos podemos resignarnos. Tenemos que dar una respuesta creativa en este presente que nos ha tocado en suerte.”

“No hay lugar para demagogias ni improvisaciones. Enfrentamos el falso dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros entendemos la economía pero no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros”, Alberto F. sabía que le estaba hablando Trump quien aún tiene una visión distinta de cómo enfrentar la crisis y hasta donde limitar el movimiento de las sociedades para minimizar el impacto en la economía. De hecho en EE.UU. se debate entre demócratas y republicanos sobre el destino que deberá tener el mega paquete de ayuda que esta aprobando el Congreso. Es decir, si los beneficios los debe abrazar Wall Street para evitar que las acciones de sus empresas sigan derrumbándose o ir a los bolsillos de la gente, la Main Street, como definen los economistas.

De ahí la frase de Alberto F. “Quisiera que todos compartan nuestra visión. Estoy convencido que no seremos eficaces si no aceptamos que el mundo ha cambiado para siempre. Nada será igual a partir de esta tragedia. Tenemos que actuar juntos, ya mismo, porque ha quedado visto que nadie se salva solo. La urgencia que marcan las muertes, nos obliga a crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario