Gesto del gobierno para el campo

Economía

En un gesto de mancomunión con las entidades del campo, la Secretaría de Agricultura, que manejará directamente un presupuesto de $ 170 millones para subsidiar a los criadores de terneros, les cedió a los representantes de los productores la intermediación para acceder a dicho beneficio.

De esta forma, la Sociedad Rural Argentina, Coninagro, Federación Agraria Argentina y el Frente Agropecuario Nacional se convertirán en las ventanillas donde los productores ganaderos de cría deberán presentar la documentación para acceder a las compensaciones, en reconocimiento del gobierno a las pérdidas en precio que afectaron a quienes vendieron terneros a un valor inferior al actual debido a su intervención en el mercado.

El gesto de Javier de Urquiza, titular de Agricultura, logrará neutralizar, al menos en este rubro, las críticas que llueven sobre la entrega de las compensaciones a una gama amplia de actividades productivas. Las entidades asumieron ayer la responsabilidad de gestionar los fondos que serán pagados a través de Agricultura, sin intervención de la Oficina Nacional de Control-Comercial Agroalimentario (ONCCA), que habitualmente tramita el reparto de las compensaciones.

Los productores de cría bovina que hayan vendido terneros/as con destino a invernada (no quienes hayan liquidado su hacienda impidiendo el aumento del stock) desde enero a junio podrán ser acreedores del subsidio. Se trata de montos que varían entre $ 20 a $ 60 por animal, según la cantidad de cabezas vendidas por el productor.

  • Queja

    «A partir de ahora, las entidades estarían en condiciones de comenzar a recibir la documentación correspondiente de parte de los productores», reconocía Horacio Delguy, presidente del Frente Agropecuario Nacional que, sin embargo, se quejaba porque «nos miran con mala cara cuando proponemos analizar un proyecto de país productivo». Los criadores deberán presentar una declaración jurada («que podrán bajar de Internet», decían ayer en la reunión encabezada por el jefe de gabinete, Carlos Milisevic, desconociendo que muchos pequeños ganaderos ni siquiera tienen acceso a dicha tecnología) e informar datos que demuestren que no vendieron sus animales con destino a faena ( incrementando la liquidación de vientres).


  • «Pidieron colaboración de las entidades para instrumentar las compensaciones y evitar errores en las presentaciones. Las entidades de base juntarán la información y el Estado pondrá personal para su rápida distribución», explicaba el economista Daniel Asseff, de Coninagro. No obstante, se desconoce adónde deberán acudir los ganaderos nucleados en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), entidad que no tiene aún diálogo -al menos reconocido públicamente- con el gobierno.

    Dejá tu comentario