Gobierno afortunado: ola de calor coincidió con feriado

Economía

Nuevamente, la buena suerte jugó a favor del gobierno y no hubo apagones en las jornadas de ayer y anteayer, cuando la sensación térmica llegó al récord de esta temporada en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

La situación se explica porque el intenso calor se registró durante un fin de semana largo, que ya estimula a salir de Capital y GBA, lo que coincidió, además, con que muchos usuarios comenzaron sus vacaciones de verano.

De esta forma, por lo menos hasta anoche a las 21, el consumo del sistema interconectado nacional se encontraba por debajo del récord de consumo de potencia para un domingo, que fue de 15.405 megavatios el pasado 30 de julio. También por debajo del máximo registrado para un sábado, el 16 de diciembre pasado, con 16.483 megavatios.

A las 21, pleno horario pico, el consumo oscilaba entre 13.000 y 17.000 megavatios, todavía lejos de lo que se reconoce como el límite del sistema: alrededor de 18.200 megavatios, considerando los equipos que pueden estar disponibles al mismo tiempo.

  • Receso

    El moderado consumo también ayudó a que las redes de distribución no entraran en crisis aun con el calor que afecta a los cables e instalaciones porque no tienen tiempo para enfriarse cuando la temperatura mínima se mantiene muy alta.

    A la salida por vacaciones se suma a partir de hoy el receso en muchas industrias o la reducción parcial de la actividad. No obstante, probablemente para atender la fuerte demanda en la costa atlántica, en la tarde de ayer, entre las 15 y las 17, Cammesa (empresa mixta que controla el despacho eléctrico) debió poner en funcionamiento la central Mar de Ajó. Con esta inclusión, el costo marginal de la energía (el de la última máquina que ingresa para que el sistema funcione)trepó a $ 99,27 por megavatio/hora, frente a un promedio de $ 67 con que se venía operando. Después empezó a llover en la costa y bajó el consumo.

    Además de la baja de la actividad y el menor consumo del público que sale de la zona metropolitana, hay que sumar que los grandes usuarios eléctricos están aplicando restricciones en iluminación y aire acondicionado, porque consideran vigente la Resolución 1.281 dictada en octubre por el secretario de Energía, Daniel Cameron.

    La norma prevé castigar el consumo que supere el registrado en igual período de 2005 para los grandes usuarios que consumen más de 300 kilovatios de potencia. La resolución tiene, en principio, una reglamentación poco clara, que podría derivar en juicios contra las penalizaciones, pero habría varias empresas que la cumplen, entre ellas Carrefour.

    Asimismo, el vicepresidentede la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, dijo que los industriales ya están tomando medidas de «un uso racional de la energía» para evitar problemas de abastecimiento y pronosticó que este año el sector mantendrá el nivel de crecimiento del anterior.

    De Mendiguren resaltó que la industria «está funcionando a un alto nivel de utilización de su capacidad instalada y creo que este año se va a mantener el nivel de crecimiento del año pasado», que se ubica en torno a una mejora de 8% con respecto a 2005.

    El ministro de Eduardo Duhalde señaló, además, que «el gobierno ha anunciado planes importantes para dar una solución definitiva al problema energético, que ayudarán a partir de 2008».

    «Vamos a contribuir haciendo trabajar nuestras empresas con un uso racional de la energía, a través de distintas medidas que ya estamos tomando para evitar picos de consumo y problemas de abastecimiento energético», señaló el empresario.
  • Dejá tu comentario