Gobierno compró más bonos (pero igual sigue derrumbe)

Economía

Los dos actos políticos no afectaron a los grandes operadores, que negociaron con la misma intensidad de cada día, aunque se derrumbó el mercado de bonos. En cambio, el público compró menos dólares de lo habitual, porque no concurrió o se fue temprano del centro de la Ciudad. De allí que el monto de operaciones en dólares en el MEC, el mercado de los corredores de cambio que abastece parte de la demanda del público, cayera a la mitad del lunes, a u$s 131 millones.

La sorpresa de la jornada fue lo temprano que se empezó a operar. El Forex-MAE, la principal plaza cambiaria mayorista, a una hora y media de la apertura, llevaba negociados u$s 150 millones. A esa misma hora, a las 10.30, en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) aparecían fuertes posturas en bonos, cuando lo habitual es que lo hagan a las 11.30. El fuerte impulso del principio se compensó al final, porque las operaciones terminaron a las 16.40, en lugar de a las 18.

En la rueda de bonos, todo fue baja. Golpeó fuerte lo que sucedió en Estados Unidos y el agravamiento de la crisis con el campo.

En realidad, cayeron todos los bonos de la región. Los más afectados fueron los de Ecuador, tras la estatización de los dos canales de televisión. Estos títulos perdieron 2,25% y están 4% abajo en lo que va del mes. Así y todo, en lo que va de julio están menos castigados que los bonos argentinos, que tienen el riesgo-país en 668 puntos y acumulan bajas superiores a 5%.

  • Otras bajas

    Entre los bonos del canje se destacó la caída del Discount en pesos, que, a pesar de la ayuda del Central, perdió 1,60%. El cupón PBI, que ajusta por el crecimiento de la economía, cayó 0,60%, pero esta vez las compras de la entidad que preside Martín Redrado fueron más modestas que el lunes.

    Donde no hubo fuerza que detenga la caída fue en el BOGAR 2018, uno de los bonos más castigados en el sector de los posdefault en pesos. El Central siguió comprando estos títulos, pero no pudo evitar que retrocedan 2%. Hace más de 15 días que la autoridad monetaria es fuerte demandante del BOGAR, un bono que brilló antes de la intervención del INDEC y atraía a los inversores del exterior.

    Los bonos en dólares también bajaron, a excepción del BODEN 2012, que mantuvo su valor con fuertes negocios porque se siguen sacando dólares al exterior a través de este título público. El dólar «contado con liquidación», que es el costo del dólar colocado fuera del país, llegó a $ 3,1925.

    El Banco Central, en tanto, amplió su intervención cambiaria comprando BONAR X en dólares, por más de u$s 100 millones.

    En la plaza cambiaria, el dólar siguió en baja y el Banco Central, ayudado por dos instituciones oficiales, compró casi u$s 40 millones a las 11 para que no caiga el precio de la divisa, que estaba tocando $ 3,021. El dólar, sostenido por el Central, el Nación y el Provincia, llegó al cierre a $ 3,024. En las casas de cambio, la divisa norteamericana siguió a $ 3,05 para la venta y el euro, que llegó a su récord en el mundo, se vendió a $ 4,93.

    La autoridad monetaria, además, vendió u$s 90 millones a futuro, pero el valor del dólar subió levemente en casi todas las posiciones en el OCT-MAE.

    Para el último día de julio cotizó a $ 3,0253 (+0,01%), para fin de agosto a $ 3,0505 (+0,02%) y para fin de año a $ 3,1398 (-0,01%). Para hoy no se esperan novedades. Los bonosseguirán a la deriva y el dólar, tranquilo, porque es instrumento de los grandes inversores para hacer fuertes diferencias arbitrando con el plazo fijo. Una de las operaciones más habituales fue vender dólares, hacer un seguro de cambio para los fines de mes más próximos y comprar Nobac que vencen en octubre. Las Nobac son títulos que emite el Banco Central y ajustan por tasa BADLAR más una sobretasa. La BADLAR es la tasa promedio que pagan los bancos privados por plazos fijos a 30 días de más de un millón de pesos. Esta tasa está en poco más de 16% anual.
  • Dejá tu comentario