Coronavirus: informe destaca medidas económicas, pero advierte por el impacto en la recaudación

Economía

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal analizó el paquete de medidas económicas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis generada por el avance del coronavirus en el país.

En su último informe, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), analizó el paquete de medidas económicas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis generada por el avance del coronavirus en el país. En este marco, la entidad señaló que la caída de actividad económica que va a tener la economía argentina tendrá "un impacto directo en la recaudación de impuestos nacionales, provinciales y municipales".

"La recaudación va a caer por diversos motivos: menor base imponible por caída de actividad, posposición de pagos por cuestiones de liquidez (avalada con medidas del gobierno) y exenciones tributarias transitorias para diversos sectores", argumentaron desde IARAF.

En este contexto, los economistas remarcaron que la recaudación tributaria nacional estaba transitando una caída real no menor en los primeros meses del año: "En efecto, si se acumulan los meses de enero y febrero, la recaudación cayó un 5,2% en términos reales respecto a 2019. Si esto se traduce a pesos, la pérdida del primer bimestre habría sido de $55.000 millones. Si se divide esta última según destinatarios, se tiene que el Tesoro Nacional habría perdido $10.000 millones, las Provincias $10.000 millones y la ANSES $35.000 millones".

MEDIDAS ECONÓMICAS.png
Una por una: las medidas económicas del Gobierno para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus.

Una por una: las medidas económicas del Gobierno para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus.

En este contexto de recaudación, los gobiernos nacional, provinciales y municipales están tomando medidas que seguramente van a aumentar el gasto.

"En el análisis de las medidas económicas, lo primero que puede decirse es que apuntan a sostener la demanda de bienes básicos por parte de las personas de menores recursos y a inyectar actividad vía obra pública. En el aspecto financiero, la puesta a disposición de recursos para financiar capital de trabajo de las empresas tiene por objeto sostener la oferta. Seguramente tendrán que seguir medidas más focalizadas en la oferta, como la posposición de pagos de impuestos e inyecciones efectivas y oportunas de liquidez", analizaron desde IARAF.

Pasando a la órbita fiscal, los analistas consideraron que las medidas de aumento de gasto tienen un costo fiscal del orden del 0,5% del PIB, pero este costo fiscal no necesariamente significa más déficit fiscal: "El aumento del déficit será igual al gasto nuevo menos los gastos que los gobiernos disminuyan en esta crisis".

"Dada la dinámica del proceso de contagio del virus todo queda en un marco de incertidumbre. El gobierno seguirá tomando medidas en función de lo que se considere imprescindible en cada momento. Las medidas que sigan tendrían que estar más focalizadas en la oferta, como la posposición de pagos de impuestos e inyecciones efectivas y oportunas de liquidez a las empresas. Las cuentas públicas venían con déficit y este shock las empeorará de manera importante. La emisión de pesos es el instrumento al que va a tener que recurrirse casi con exclusividad. Es posible que el déficit consolidado de Nación, Provincias y Municipios crezca al menos 2 puntos porcentuales del PIB durante este año. Los tres niveles de gobierno deben garantizar la eliminación de gastos superfluos y un proceso ordenado y transparente del uso de la emisión de pesos", concluye el informe.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario