¿Gurú?

Economía

El despegue de los títulos públicos argentinos hizo que Hugo Chávez saliera a festejar ayer la ganancia obtenida con los 300 millones de dólares en BODEN 2012 que adquirió al gobierno. Ganó 1,6% en dos meses, aunque esos papeles fueron de los que menos subieron. Pero ayer trascendió que no compró con fondos propios: obligó a los bancos venezolanos a aumentar el encaje (dinero que deben inmovilizar) y con ello adquirió deuda argentina. Lo riesgoso es que ya está buscando exportar sus conocimientos financieros. Ahora recomienda a Brasil y a la Argentina comprar bonos de Bolivia y de Ecuador, y crear el FMS: un Fondo Monetario Sudamericano. Poco serio.

Caracas (AFP) - El ministro de Finanzas venezolano, Nelson Merentes, consideró «todo un éxito» la compra de BODEN 2012 argentinos, operación que «generó ganancias por u$s 5 millones en apenas dos meses».

Venezuela adquirió este año u$s 300 millones en títulos de deuda argentina, de una meta anunciada de hasta u$s 500 millones, que podría ampliarse en caso de que «las condiciones técnicas y financieras sean las adecuadas», adelantó Merentes a medios de Caracas. Lo que ocultan los funcionarios de ese país es que la compra la hicieron con dinero de los bancos.Es que decidieron subir los encajes a las entidades financieras y con ese monto compraron papeles argentinos. Si éstos caían, los que perdían eran los bancos o, mejor dicho, los ahorristas venezolanos.

• Objetivo

El funcionario dijo que la adquisición de bonos argentinos busca impulsar la unión sudamericana para crear un Fondo Monetario de países del Sur, como ha solicitado en varias ocasiones el presidente Hugo Chávez.

«Nuestra intención no es enriquecernos,sino impulsar un mercado en el que se transen papeles de deuda de países emergentes»,
aseguró el titular de Finanzas. «Quedó demostrado que se puede hacer operaciones con saldo positivo para ayudar a nuestros vecinos sudamericanos a financiarse», reiteró Merentes, quien invitó a Brasil y a la Argentina a que también inviertan en papeles de países como Ecuador o Bolivia.

La compra de la deuda pública había sido anunciada el 2 de marzo pasado en Montevideo por Hugo Chávez, durante la asunción como presidente del socialista Tabaré Vázquez.

Dejá tu comentario