"Hay que salvar a Italia"

Economía

El futuro de la economía italiana despierta temores entre los expertos, quienes ya perciben que las consecuencias de los vaivenes financieros de la península podrían ser peores que el eventual default de Grecia. "Hay que salvar a Italia", advirtió el expresidente del Banco Central de Chile, Vittorio Corbo.

Horas antes de que el primer ministro Silvio Berlusconi anunciase que presentará su renuncia al presidente Giorgio Napolitano una vez aprobadas las reformas prometidas a la Unión Europea, el chileno expuso sus temores durante la Conferencia Anual de FIEL realizada en un hotel del centro porteño.

"El problema central es Italia, no Grecia", sentenció durante su exposición en la que delineó la situación actual de Europa, el crecimiento de China e India y las pocas probabilidades de que la crisis europea se haga sentir en Latinoamérica.

No obstante, se mostró optimista del futuro italiano, pero condicionó el éxito a las próximas decisiones del todavía gobierno de Berlusconi. En este sentido, sugirió imitar las medidas económicas adoptadas por el presidente de gobierno español, José Luis Zapatero. 

"El problema de la economía italiana se puede resolver. Tiene la ventaja que es uno de los pocos países con superávit primario, recauda más de lo que gasta incluyendo pago de intereses. El problema es que Italia se olvidó de crecer. En la última década creció un cuarto de punto por año, menos de la mitad de lo que creció Portugal", afirmó.

"España tiene la gran ventaja que Zapatero ha despertado hace un año y medio de este problema y ha avanzado. Hizo cosas interesantes: extendió la edad de jubilación, redujo las indemnizaciones por despido, reformó la constitución para poner orden en las finanzas públicas: Se la mandaron de Alemania y la tradujo al español", ironizó.

Para Corbo la ayuda a las economías europeas en crisis no debe venir sólo del resto de la Eurozona -principalmente Alemania y Francia-, sino también de los propios países en problemas. En particular, responsabilizó a 'Il Cavaliere' de parte de los vaivenes financieros de Italia.

"Berlusconi está preocupado por sus fiestas, en qué palacio las realiza, si tiene que llegar a la Justicia a las 9 de la mañana y no llega a juntarse con Ángela Merkel", bromeó el economista.

Por otra parte, dedicó parte de su exposición a calmar los miedos locales sobre la posible expansión de la crisis europea a Latinoamérica. En ese sentido, aseguró que el comercio con China e India es el principal antídoto para prevenir la enfermedad del Viejo Continente.

"Si hay un default desordenado en Grecia, afectará a Europa del Este y Central por la cantidad de comercio con la UE. África y Latinoamérica, estamos lejos".

Dejá tu comentario