Empresas afrontan pago de Ganancias en medio de la crisis

Economía

Entre hoy mañana deberán abonar por el período 2019. Se trata del grueso de compañías, cuyos balances cierran en diciembre. Hay dudas respecto de la recaudación por la caída de las cobranzas en la cuarentena.

Las sociedades que cerraron su balance en diciembre tendrán que presentar entre hoy y mañana sus declaraciones juradas y pagar el saldo resultante del período 2019 del Impuesto a las Ganancias. Se trata de uno de los vencimientos de impuestos más importantes del año en el cual se juega una parte considerable de la recaudación fiscal anual, ya que se estima que el 80% de las empresas cierra sus balances en el último mes del año.

Por lo menos, en las primeras dos semanas del mes los ingresos generados por el tributo mostraban una baja real del 47%, según datos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal. En números, entre el 1 y el 15 de mayo, la recaudación del Impuesto a las Ganancias mostraba entradas por $40.213 millones, mientras que en el mismo período fueron $60.314 millones. Hay que tener en cuenta que este año el Gobierno decidió postergar para finales de mes el vencimiento del impuesto, que el año pasado fue en la segunda semana. Por eso, si bien la comparación de un período a otro no es lineal, pero puede dar una aproximación sobre cómo podría estar afectando al cumplimiento la situación generada por la pandemia de coronavirus, en abril, a partir de los efectos de un mes completo de cuarentena, la recaudación del tributo descendió 31% en términos reales.

Por un lado, tanto autoridades económicas como analistas privados consideran que el piso de la actividad se habría registrado el mes pasado y que por efecto de la incorporación de más sectores declarados esenciales, las cifras de producción y ventas deberían ser mejores en mayo. Pero por otro, existen reclamos de empresas que tienen problemas de cobranzas, cortes de cadena de pago y falta de acceso al financiamiento, lo cual dificulta el cumplimiento de obligaciones. Frente a esa situación, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) diseñó algunos paliativos. Por una parte, duplicó la cantidad de planes de facilidades de pago permanentes disponibles para las empresas medianas y grandes. La decisión eleva de 3 a 6 la cantidad de planes que pueden presentar estos contribuyentes. El plan de facilidades de pago permanente contempla la posibilidad de financiar obligaciones de la seguridad social, IVA e impuestos internos.

Asimismo, habilitó para todas las empresas la posibilidad de regularizar en tres cuotas las obligaciones del Impuesto a las Ganancias. Hasta fin de junio, el organismo no considerará la categoría el Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER) de cada empresa al momento de solicitar un plan. Con esa decisión excepcional, la AFIP garantiza que todas las firmas que lo soliciten puedan regularizar sus obligaciones por el Impuesto a las Ganancias en hasta tres pagos sin verse condicionadas por su perfil de riesgo.

La postergación de la presentación de la documentación y el pago del gravamen no generó una gran diferencia en las finanzas de las empresas, pero sirvió para darles más tiempo a los contadores para descomprimir su trabajo.

En cambio, el organismo a cargo de Mercedes Marcó del Pont decidió postergar para la julio los vencimientos del Impuesto a las Ganancias de las personas, lo que se conoce como Cuarta Categoría, que incluye los salarios altos, Bienes Personales y el saldo del Impuesto a las Rentas Financieras de 2019. Si bien este último tributo fue derogado para algunas inversiones, eso quedó operativo recién desde el 1 de enero de 2020.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario