Desde el inicio de la pandemia, crecieron un 80% las subastas industriales online

Economía

La modalidad virtual llegó para quedarse. Fue el medio más utilizado para hacer negocios durante 2020. El sector más activo fue la industria metalúrgica, con un 19% del total de los remates realizados en 2020. El 40% de las empresas fueron pymes.

Cuando se habla de los cambios de hábitos que introdujo la pandemia, no pueden soslayarse las subastas online. Desde que arrancó la cuarentena, en marzo del año pasado, hasta la actualidad se registró un crecimiento del 80% de las actividades de los remates virtuales. Así lo precisa el informe titulado “El furor de las subastas online”, que elaboró el Grupo Adrián Mercado, empresa líder en el segmento de subastas industriales en el país.

El relevamiento destaca que las subastas online fueron en 2020 el medio para hacer negocios más usado en el contexto de pandemia.

“Desde el inicio de la pandemia hasta la actualidad, se aceleró la incorporación de compradores que antes por falta de tiempo o desconocimiento no usaban este canal. Hay mayor cantidad de clientes ofertando y mayor cantidad vendiendo equipos. La tarea de subastas creció casi 200 por ciento. Nosotros incorporamos 23 personas y estamos haciendo entre 30 y 40 subastas al mes, en su gran mayoría con empresas que están renovando equipos”, dijo a Ámbito Adrián Mercado, CEO del grupo que lleva su nombre.

p8-subastas.jpg

El empresario explicó que hay dos casos de empresas vendiendo a través de las subastas online: “Los que tienen que rematar los bienes porque no pueden seguir trabajando debido a la crisis económica y social; y también están las empresas que eligen este canal para renovar su capital y liquidar el viejo. Pero no significa que todas las empresas venden porque se están fundiendo”.

El impacto del contexto actual no es el mismo en todo los casos. Entre los más afectados se encuentran negocios del rubro gastronómico que están liquidando todo su capital: heladeras, muebles, vajilla, entre otros.

“También hay un caso llamativo que es el remate de grandes maquinarias viales, las cuales habían sido compradas por empresas que se preparaban para participar de las obras públicas que se planificaron en el anterior Gobierno y que no llegaron a cumplirse. Son maquinarias de alto precio y porte, destinadas a proyectos de la construcción de gran índole, que por el momento no van a llevarse a cabo”, detalla el informe.

“También hay algunos remates de empresas que se desarrollaron pensando en negocios en torno a Vaca Muerta, que hoy no están con el auge esperado”, añadió.

Pero también hay “ganadores”; compañías que siguen trabajando y que necesitan renovar su capital de trabajo. Por ejemplo, empresas de la industria del acero o el hierro, que se rigen por valores en dólares, aprovechan para renovar su capital de trabajo.

En ese sentido, Adrián Mercado destacó: “Esto es oferta y demanda pura. La subasta siempre es eso, sobre todo en la industria. Los equipos usados valen siempre y cuando haya mercado, sino no tienen precio. Fue el caso de 2001, cuando había industrias que se venían abajo y al no haber compradores los precios eran casi de chatarra porque no se veía un escenario económico diferente. En cambio, ahora l as industrias ven salida a la crisis y siguen apostando porque ven que este gobierno ayuda a que las pymes puedan subsistir en este escenario”.

“Vemos un escenario pospandemia más positivo que lo que estamos viviendo ahora y tanto vendedor como comprador ven oportunidades de proyección y de poder vender equipos y pueden defender el precio”, agregó.

El informe muestra que de un total de 16 rubros, el que más actividad mostró fue la industria metalúrgica, con un 19% del total de los remates realizados en el año. En segundo lugar, con el 16%, se encuentran las empresas viales y de movimientos de suelos, y el podio lo completa la industria plástica, con el 11%. (Ver gráfico en esta misma página).

El total de los rubros que participaron de alguna subasta en el año son las empresas de la construcción, industria minera, transporte y logística e industria automotriz. También siguen en el listado empresas de servicios, industria química, petrolera, maderera, agropecuaria e importadores. Completan el total de 16 rubros la industria textil, de inmuebles y resto de los rubros.

Al analizar por tipo de empresas, surge que el 40% fueron pymes que aprovecharon las subastas online para liquidar bienes, ya sea por renovación de equipamiento o bien por cierre; el 40% fueron medianas empresas y el 17% grandes empresas.

Mercado destacó que entre los beneficios que encuentran los usuarios de las subastas online está “la comodidad de no tener que desplazarse para ofertar y pueden comprar con total seguridad porque todos los equipos se filman, sea funcionando o por partes. Además reciben asesoramiento técnico especializado”.

“De esta manera, se espera que la tendencia que se notó a lo largo del año se mantenga sostenida en 2021, ya que la comodidad que se adquirió pudiendo participar de un remate desde la casa, creen los especialistas que llegó para quedarse”, concluyó.

Dejá tu comentario