Inflación: tras el freno de agosto y las PASO, qué se espera para las próximas semanas

Economía

Contener la suba de precios y recuperar el poder adquisitivo de la población es uno de los principales desafíos que tiene por delante el Gobierno. En ese sentido, durante la semana pasada el INDEC anunció que la inflación se desaceleró en agosto por quinto mes consecutivo. Y, tal como señalaron en diferentes oportunidades desde el equipo económico (que se mantuvo sin modificaciones tras los cambios de Gabinete definidos por Alberto Fernández), esperan que la dinámica continúe por los próximos meses. Sin embargo, consultoras privadas advierten por posibles presiones a tener en cuenta en un futuro no muy lejano.

Después de registrar una suba del 1,5% durante agosto, muy por debajo del índice general (2,5%), el rubro alimentos parecería volver a recalentarse en septiembre. Así, al menos, lo destacó en su informe la consultora LCG, en el que destacó una aceleración en los precios de la canasta relevada durante la última semana: trepó 1,7% para acumular un alza del 2,9% en lo que va del mes.

“Preveíamos que de acá a noviembre la inflación iba a viajar en una velocidad crucero del orden del 2,7% promedio. Pero, con las baterías de medidas que se esperan y la cantidad de pesos que se van a volcar al mercado, probablemente ese sea el piso y estemos sembrando las condiciones para cosechar una fuerte inflación a partir del mes de diciembre, diría en el orden del 4%. Y a partir de enero del año que viene, una inflación sostenida elevada”, señaló a Ámbito Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, quien agregó: “La emisión de pesos que se espera, las decisiones que está tomando el Gobierno en las últimas 72 horas, más el problema de credibilidad que se ganó, va a generar que la demanda del peso caiga y que semejante volumen de pesos en el mercado incremente el nivel de los precios. Sobre todo, en los alimentos, que son bienes de demanda inelástica, después de haber tenido la inflación más baja en agosto. Para septiembre, octubre y noviembre, estaría creciendo y el nivel general también”.

Proyecciones

Con ese escenario, de cara a los próximos meses del año las consultoras estiman que la inflación general ronde el 3%, producto sobre todo de las diferentes “anclas” dispuestas por el Gobierno. “Para adelante, queda computar aumentos puntuales ya anunciados, como Prepagas (9%), y ver el impacto de tendrá la mayor inestabilidad cambiaria de las últimas semanas”, analizaron desde LCG, y subrayaron: “En el marco de la extensión de congelamiento tarifarios y una mayor ancla cambiaria, todavía podrían esperarse registros por debajo del 3% mensual, pero la tendencia no se percibe a la baja”.

Así, desde la firma proyectan una inflación en torno al 49% para este año (por encima del 45% proyectado en el Presupuesto) y “registros similares para diciembre de 2022” (es decir, unos 12 puntos por encima del 33% previsto por el Gobierno en el Presupuesto).

En la misma línea, desde la consultora ACM señalaron que esperan que la inflación continúe en el rango de entre el 2,5% y el 3% mensual. “En este sentido, la compleción de los ajustes en combustibles sumado al impacto rezagado que tiene la política monetaria contractiva del primer semestre y la desaceleración del ritmo devaluatorio serían los principales drivers. Por otro lado, existe una inercia inflacionaria y ciertos ajustes pendientes como es el caso de Prepagas (9%), Colegios (en torno al 10%), Empleadas Domésticas (12%) y Expensas”, remarcaron. “Si bien dichos factores podrían morigerar la desaceleración inflacionaria, buena parte de la desaceleración sería producto de medidas que simplemente postergan el fenómeno inflacionario. Sumado a esto, se espera un incremento en el Gasto Público de cara a las elecciones, lo cual podría provocar un resurgimiento de la inflación de cara a fin de año, razón por la cual estimamos una inflación en torno al 48% para el 2021”, concluyeron desde ACM.

Por su parte, desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) anticiparon que en septiembre, el rubro alimentos y bebidas “podría mostrar niveles similares al de agosto”. “Ni combustibles ni el tipo de cambio serán motores de posibles incrementos futuros. Sin embargo, se ha observado que en lo que va del 2021 salvo en agosto, los aumentos se han disociado del incremento de costos”, remarcaron desde el CEPA.

Medidas

Al analizar el funcionamiento de los distintos programas de control de precios adoptados por el Gobierno, el titular de la agrupación Consumidores Libres señaló a Ámbito: “Precios Cuidados diría que está funcionando en un 80%. El programa Súper Cerca, que son 70 productos acordados con 24 grandes empresas, con precios fijos y uniformes en todo el país hasta diciembre, se está cumpliendo parcialmente. Diría que en un 50%”.

“En la medida en que el Gobierno ponga en funcionamiento las distintas leyes que existen para proteger los derechos de los consumidores, creo que el problema de los precios de los alimentos puede rencausarse positivamente. Si deja con total libertad al mercado, es decir a que las grandes empresas puedan fijar precios arbitraria y excesivamente, el proceso inflacionario va a continuar”, agregó el especialista de cara a los próximos meses.

Dejá tu comentario