10 de enero 2005 - 00:00

Insisten en Brasil con autonomía del Central

Antonio Palocci
Antonio Palocci
El ministro de Hacienda brasileño, Antonio Palocci, hará un nuevo intento para convencer al presidente Luiz Inácio Lula da Silva de enviar al Congreso en los primeros meses de 2005 un proyecto de autonomía del Banco Central. El principal argumento de Palocci es que Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, le afirmó que la medida ayudaría a bajar la tasa básica de interés (Selic) hasta tres puntos porcentuales, índice que actualmente alcanza 17,75 por ciento anual. Lo cual redundaría en una mejora de las cuentas fiscales y ello en una caída del nivel de riesgo-país, de modo de consolidar la tendencia del crecimiento económico.

Palocci
también alega que la aprobación de la medida puede disminuir mucho lo que Lula llamó «tensión pre-Copom», que refiere al Comité de Política Monetaria, órgano del Banco Central que fija la tasa Selic. La tendencia es que el gobierno presente el proyecto al Congreso en algún momento dentro de los primeros meses de 2005, cuando juzgue que hay condiciones políticas favorables.

• Prioridades

A fines de 2004, el Ministerio de Hacienda divulgó un documento con la lista de diez medidas prioritarias para incentivar el crecimiento.

Entre ellas citó la autonomía del Banco Central, aunque esta potestad no fue incluida en las prioridades de 2005, durante la última reunión de la cartera en diciembre. La previsión de Greenspan, efectuada durante una charla con Palocci en noviembre, fue relativizada por el ministro en charlas internas del gobierno.

En diciembre, cuando la tasa Selic llegó a 17,75 por ciento anual, tuvo lugar el quinto aumento mensual consecutivo, luego de llegar a 16 por ciento en setiembre
.

Ahora, los mercados apuestan a una nueva suba en enero. Según el presidente de la Comisión de Presupuesto, el diputado federal Paulo Bernardo, del Partido de los Trabajadores, «hay clima favorable» para la aprobación de la autonomía del Central. «La responsabilidad fiscal está bastante consolidada, porque tiene una ley que la rige. Para la política monetaria, es necesario dar más garantías de estabilidad institucional, lo que ayudaría a disminuir las tasas», sostuvo el legislador. Para Bernardo, se trataría de un modelo semejante al adoptado en las agencias reguladoras ya que «la definición de la política pública será atribución del gobierno, mientras la ejecución quedaría como atribución de un Banco Central autónomo en relación con la administración directa».

También el economista y diputado federal Delfim Netto, del Partido Popular,
se expresó «a favor» de la autonomía, aunque aclaró que la misma «no conferiría al Banco Central el poder divino de la infalibilidad».

Dejá tu comentario

Te puede interesar