Japón contagia al mundo bursátil

Economía

Cualquier cosa que digamos sobre la Bolsa norteamericana, empalidece si lo comparamos con lo que se está viviendo en Japón. Aunque no sea el foco de esta columna, no se puede dejar de mencionar el impresionante rally de la Bolsa nipona, que ayer cerró en el máximo de 5 años, rompiendo todas las marcas históricas en cuanto a volumen (se negociaron 3.700 millones de papeles). En lo que va del año, el Nikkei ha ganado 20%, pero cuidado, que el juego tiene mucho que ver con la evolución del yen. Sustrayendo 12% perdido por la moneda, el saldo es de apenas 5%. Queda entonces la sensación que si los inversores extranjeros se han volcado masivamente a la Bolsa japonesa (van 19 semanas consecutivas que son compradores netos), lo han hecho apostando a favor de una fuerte revalorización de la moneda nipona. Vamos a lo nuestro. Lo mejor que le regaló ayer el mercado a los inversores es haber arrancado del lado perdedor para terminar cerca de los máximos del día, con el Promedio Industrial trepando un interesante 0,63% a 10.472,73 puntos y el NASDAQ ganando 1,43%. Con el petróleo que sigue estacionado en torno a la línea de los u$s 60 por barril (ayer quedó en u$s 59,75, 15% debajo del máximo alcanzado en agosto), un incremento para las compras navideñas respecto del año pasado que los especialistas ubican encima de 6%, los buenos números de Time Warner, Duke Energy, etc. Y más de 2.000 millones de papeles negociados en el NYSE, las nubes parecen estar disipándose en el horizonte. Claro que para los más precavidos queda algo sin resolverse: la tasa a 10 años trepó a 4,612%.

Dejá tu comentario