Gasto en jubilaciones llegará este año a un récord de 10% del PBI

Economía

El máximo registro anterior fue en 2017. Entonces fue efecto de la fórmula de ajuste. Esta vez por la mayor asistencia del Estado, debido al impacto de la cuarentena en la actividad económica.

Por la caída en la actividad económica y la decisión del Gobierno de priorizar las erogaciones para los sectores más vulnerables, se estima que este año el gasto en jubilaciones y pensiones llegará a un récord de más de 10% del Producto Bruto Interno.

Se alcanzaría un nuevo máximo histórico superando el 9,6% de 2017, pero esta vez no por el efecto de la fórmula de ajuste sobre el gasto previsional, sino por el efecto del Covid-19 sobre la base (el PBI). La estimación se desprende de un cálculo de la consultora pxq que dirige Emmanuel Álvarez Agis.

De acuerdo a lo resuelto por las autoridades, las jubilaciones, pensiones y asignaciones subirán 6,12% el mes que viene. Con este aumento el haber medio acumula un crecimiento promedio de 14,6% en lo que va de 2020, “apenas por encima de la inflación proyectada” para el período diciembre pasado a junio de 2020, señala la consultora.

Proyectando una caída real del PBI en torno de 7% para 2020, el gasto en jubilaciones y pensiones pasaría del 8,6% observado en 2019 a 10,1%, es decir una cifra récord según pxq.

En el mismo sentido, el total de las erogaciones con destino a la seguridad social llegaría a 13,9% del PBI, según Martín Kalos de la consultora EPyCA.

En tanto, la economista Marina Dal Poggetto de Eco Go estima el gasto en jubilaciones en relación al PBI en 8,2 % con una inflación estimada en torno al 50% y un retroceso de la actividad del 9%. La economista explica que sus cálculos se basan proyectando aumentos para septiembre y diciembre del 8,5% lo que daría una suba anual del orden de 40,8%, señaló a Ámbito. Esto significaría una “caída en la capacidad de compra de punta a punta (diciembre a diciembre) del 9%, indica la titular de Eco Go. Pérdida que sumaría a “la caída del poder de compra de las jubilaciones de 21% durante el periodo 2015/2019”.

Por su parte, la consultora Analytica que dirige Ricardo Delgado considera que la relación del gasto jubilatorio en relación al PBI se ubicaría “en el orden de los 12 puntos y si se incluye las prestaciones como Asignación Universal por Hijo llegaría a 14%”. El cálculo se basa en una inflación “entre 45-50 anual y una caída del PBI -8.5”, respondió Delgado.

En tanto, Nadin Argañaraz del IARAF consultado por este medio, indicó que “si mantienen valor real a partir de la suba de septiembre será de 7,3% del PBI”.

Diferencias

Los incrementos otorgados en las jubilaciones hasta el presente no son iguales ya que varían según el nivel de los ingresos. El haber mínimo aumentó 5% por encima de la inflación, mientras que el haber del 10% de los jubilados que más ganan cayó 3%, de acuerdo con los cálculos de pxq. En tal sentido, hay que tener en cuenta que los jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo y los beneficiarios de asignaciones recibieron un bono extraordinario de $3.000 el mes pasado para reforzar sus ingresos.

El aumento de algo más de 6% dispuesto para junio aplicará por igual a todos los rangos de haberes, a diferencia del otorgado en marzo pasado que implicaba un aumento de $1.200 más 2,3% sobre las jubilaciones de febrero. En la práctica, esta combinación implicó un incremento porcentual superior para los jubilados con menores ingresos.

A partir de junio la jubilación mínima se ubicará en $18.864, marcando un aumento de casi 20% en primer semestre del año, precisa pxq. Este incremento alcanza a más del 50% de los jubilados de menores ingresos. En el otro extremo, el haber medio del 10 % compuesto por los jubilados que más ganan aumentará 10,6% en los primeros seis meses del año. Las asignaciones familiares, al igual que la jubilación mínima, acumulan un aumento de 20%.

Los cálculos de la consultora que dirige Álvarez Agis señalan que entre marzo y junio de este año la inflación proyectada será de entre 5,4% y 5,7%, con lo cual el aumento de 6,12% se ubicaría por encima del aumento de precios del período.

A su vez, si se observa el comportamiento de los precios entre diciembre y junio, el incremento proyectado es de 14%, con lo cual en este escenario 8 de los 10 deciles de haberes habrán recibido un incremento igual o superior a la evolución del índice de precios al consumidor. Solamente los deciles 9 y 10 se ubicarán por debajo de la inflación con aumentos de 12,5% y 10% en el primer semestre de 2020, respectivamente, afirma pxq.

Dada la desaceleración en la evolución de los precios que se observó en el mes pasado y el presente, “el aumento acumulado del haber mínimo en lo que va del 2020 serviría para que más del 50% de los jubilados y pensionados recuperen poder adquisitivo, llevando al haber mínimo a niveles de julio de 2018”, estima la consultora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario