La AFIP incautó 34 mil toneladas de granos que iban al mercado informal

Economía

La AFIP incautó más de 34 mil toneladas de cereales y oleaginosas en operativos realizados en las provincias de Santa Fe y Córdoba, sobre mercadería que estaba destinada a ser comercializada en el mercado negro.

El organismo explicó, en un comunicado, que se efectuaron 69 operativos en diversos establecimientos agropecuarios donde se detectaron 18.650 toneladas de cereales y oleaginosas no declarados.

Además, descubrieron 16.300 toneladas pertenecientes a proveedores santafesinos apócrifos.

En total, el valor estimado de la comercialización marginal de más de 34 mil toneladas de estos productos, asciende a 32 millones de pesos, más los ajustes fiscales.

"Estos volúmenes fueron determinados al confrontar las existencias relevadas con los registros de movimientos de soja, trigo y maíz", se aclaró.

También fueron registradas un 22 por ciento de irregularidades en el personal empleado, empresas rurales que operaban sin habilitación e importantes diferencias entre las declaraciones de ganado y su existencia real.

El operativo de fiscalización tuvo lugar en diversas industrias molineras, aceiteras, de biodiésel y de alimentos balanceados, como así también a acopiadores de cereales y oleaginosas en la zona centro norte santafesino.

En el sur de Córdoba, se inspeccionaron las localidades de Morrison, Bell Ville, Colazo, Alejo Ledesma, Arias y General Baldiserra del sur de Córdoba.

Durante los controles se comprobó que once establecimientos santafesinos almacenaban un total de 16.300 toneladas de granos correspondientes a proveedores apócrifos.

Un control presencial en la trilla de la cosecha gruesa 2009/2010 se llevó a cabo con el objetivo de determinar los rindes promedios obtenidos por los productores verificados y se los comparó con las declaraciones interpuestas ante la AFIP.

Por otra parte, se labraron actas de infracción a establecimientos que no cumplimentaban con la correspondiente habilitación comercial.

También se verificó la fluidez y velocidad de respuesta en la conectividad con los servicios de la página de la AFIP.

En los controles se comprobó cantidad de existencia de hacienda bovina en pie mediante conteo de los rodeos.

Fue considerado "emblemático" el caso de un establecimiento de Santa Fe que contaba con más de 1.000 animales no declarados.

"Como se prevé para los próximos días una intensificación de la recolección de la cosecha gruesa del presente ciclo en todo el país, la AFIP profundizará sus controles, la implementación de puestos móviles sobre rutas y los accesos a establecimientos acopiadores e industria", se informó.

Durante los operativos son verificadas la correcta utilización tanto de la Carta de Porte, como el origen y destino de los granos, la vigencia del Código de Trazabilidad de Granos (CTG) y la real existencia de los productores remitentes.

La AFIP aprovechará el uso de las imágenes satelitales ya que en lo que va del año, mediante este mecanismo, se practicaron ajustes a productores agrícolas santafesinos por 2.5 millones de pesos y se requirió información a 2.863 productores de soja.

En forma inteligente se controlaron por medios tecnológicos, más de 2 millones de hectáreas cultivadas.

Dejá tu comentario