Lavagna dio indicios de que podría demorarse acuerdo con FMI

Economía

Ayer, Roberto Lavagna concurrió al Congreso para apurar las leyes que pide el Fondo Monetario. Confesó a los diputados del bloque PJ que particularmente debe aprobarse rápido la reforma de la carta orgánica del Banco Central. La razón: el proyecto habilita a que esa entidad pueda realizar más adelantos de dinero al Tesoro nacional. Eso es necesario, lo confesó Lavagna ayer, para poder pagar, si se demora el acuerdo, parte del vencimiento que opera en la primera semana con el FMI usando reservas del BCRA. Los técnicos del organismo tendrán sus últimas reuniones ya que parten a Washington mañana.

Roberto Lavagna le pidió ayer a los diputados del bloque PJ que conviertan en ley cuanto antes la modificación a la Carta Orgánica del Banco Central porque el gobierno necesita contar con la ampliación de adelantos al Tesoro para cancelar el vencimiento de deuda con el FMI que vence en setiembre. El ministro defendió ayer los proyectos que esperan tratamiento en Diputados y se llevó la promesa de una aprobación sin cambios de los proyectos, incluido el que modifica el Impuesto a las Ganancias para aumentar los controles sobre precios de transferencia en las exportaciones de commodities.

Lavagna comenzó su reunión con los diputados del PJ haciendo una síntesis de la situación económica: «Se ha pasado por lo peor de la crisis. Las reservas hoy están en u$s 13.000 millones, estamos creciendo a 5,5% y hace 15 meses que tenemos superávit en la Nación y las provincias», empezó, «La desocupación bajó 6 puntos y se ha creado 1,2 millón de puestos de trabajo», explicó el ministro aunque tuvo que reservar un párrafo para halagar a los planes sociales, base real de esa «creación» de empleos.

Luego de mencionar que «se está a un paso del acuerdo con el Fondo», el ministro comenzó a pedir las leyes pendientes. «Necesitamos contar con una segunda caja que hoy no tenemos de donde pagar deuda. Y esto lo necesitamos con urgencia porque en setiembre hay un pago para hacer al Fondo». Y justificó directamente que ese es el punto que más interesa al gobierno del proyecto de reforma a la Carta del BCRA y a la Ley de Entidades Financieras. Enseguida le contestaron que la iniciativa estaba lista para ser tratada en la sesión prevista para ayer.

Con relación a la modificación al Impuesto a las Ganancias, Lavagna aclaró que:
«Esto básicamente tiene que ver con los grandes evasores. No se va a perseguir a pequeños y medianos, ni pymes ni comercios. Sí a los grandes». Y para ejemplo eligió al sector exportador: «Acá hay una situación donde las 7 cerealeras más grandes facturaron en el último año y medio $ 22.000 millones y sólo pagaron $ 19 millones de Impuesto a las Ganancias. No digo que esto sea evasión, sino elusión».

• Modificación

El proyecto que impulsa el gobierno modifica, entre otras cosas, el momento de calcular el precio de transferencia de las mercaderías sobre todo en los casos de operaciones entre una empresa nacional y otra relacionada en el exterior. La AFIP quiere que el precio se fije en comparación con los valores internacionales del commoditie en cuestión al momento del embarque.

«Se va a perseguir por ahí, a empresas que tienen relación con paraísos fiscales», dijo y protestó con relación a los lobbies: «Estas empresas no sólo son especialistas en triangulación de commodities sino también en triangulación de protestas, mandan a protestar a los más chicos porque ellas no pueden abrir la boca.Así crean un fantasma sobre una persecución que no existe»
.

En ese tema se produjo uno de los pocos choques que tuvo el ministro con los diputados. Fue cuando el mendocino Arturo Lafalla le dijo:
«Yo quiero despojarme de mi título de diputado para hablar como productor agropecuario de algunos temas» y comenzó a relatar los problemas del sector granario. Lavagna lo escuchó y contestó: «¿Terminó diputado? De todo lo que dijo en estos 10 minutos no coincido en nada. Ustedes ganaron mucha plata en los últimos tiempos».

El ministro continuó luego relatando las acciones que el gobierno quiere poner en marcha para combatir la evasión: «Un ejemplo, es la compra de facturas. Todas las empresas lo hacen. Pero el que compra una factura también debe ser penado», dijo.

También confirmó que se está trabajando en un segundo paquete antievasión. El ministro explicó que se estudia la creación de un registro único de sociedades para evitar la incomunicación entre las sociedades registradas en la Capital Federal y en cada provincia
.

Y lanzó la última idea de la AFIP a la que llamó:
«la cuitificación». La medida consiste en entrecruzar los números de CUIT de la AFIP con los registros de propiedad de todo el país. Esa idea, que en realidad no es nueva y técnicamente complicada, intenta contar una base de datos donde se identifique a cada contribuyente con todas las propiedades que tiene a su nombre en el país.

Dejá tu comentario