Lavagna volvió a pelearse con INDEC y los economistas

Economía

Los economistas fueron nuevamente ayer blanco de Roberto Lavagna durante la conferencia de prensa en la que anunció los últimos datos de desempleo y pobreza. Los descalificó generalizando con que fueron "los que se equivocaron fiero" al pronosticar una hiperinflación el año pasado". Más allá de cometer el error de generalizar, la embestida apuntó a evitar tener que dar explicaciones a críticas por la falta de trabajo genuino en el país. El presidente Néstor Kirchner no se quedó atrás. Fue contra los economistas "que trabajan de empleados para los grupos económicos concentrados de la economía argentina. Dijeron que el dólar iba a llegar a 10 y allí está". Más allá de esta embestida a pensamientos diferentes, lo de Lavagna es más serio: extendió su ira ayer contra los funcionarios del INDEC, del cual (como ya ocurrió con el Banco Central) hizo relevar hace 40 días a su anterior titular.

Roberto Lavagna embistió ayer nuevamente contra el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y los economistas ortodoxos que no piensa como él, al presentar públicamente los números oficiales que mostraron una baja en los niveles de desempleo de mayo de 2003. El ministro de Economía disparó nuevamente contra el organismo que maneja Lelio Mármora, por las diferencias en la medición de los índices de pobreza que dieron en el caso del INDEC un alza y en el del Palacio de Hacienda una baja.

Por su parte, dijo que los economistas que lo critican por la falta de definiciones de un plan concreto, son los mismos «que se equivocaron fiero» y que pronosticaron «una hiperinflación». Sobre la polémica con el INDEC, que renueva una similar que a fines del año pasado mantuvo con el ex titular del organismo Juan Carlos del Bello, Lavagna aseguró que «estamos hablando de los números que el mismo organismo ha dado a conocer, lo que no impide que alguien pueda hacer la hipótesis que guste». Agregó que «los números son en valor absoluto y en porcentaje los que les acabo de dar, el resto son hipótesis, podríamos llegar a 20 hipótesis más en torno a esto. Es más, nosotros tenemos alguna que lleva la línea de la pobreza aún más abajo de 49,5 por ciento, que también es razonable, pero es una hipótesis».

Frente a las dudas que generan las diferencias entre los datos del INDEC y los de Economía, Lavagna aseguró que «no me cabe ninguna duda que algún medio dirá mañana todo lo contrario, ésta es la ventaja de la democracia» y que «acá hay muchos números, si alguien cree que efectivamente no hay una mejora en el empleo, díganlo. Si alguien quiere decir todo lo contrario, que lo diga, no me molesta, pero estos son los datos oficiales».

El ministro señaló sobre este tema que, «para que quede claro, la información oficial del INDEC es una disminución de la población indigente en más de 800.000 personas y de la población pobre de 1.500.000 personas, esto es con los datos de la encuesta de mayo y los valores de la canasta de abril», y que «con los datos de mayo de la encuesta y los datos de la canasta del mismo mes es 1.100.000 personas en lo que hace a línea de indigencia y 1.700.000 personas para la línea de la pobreza».

Mármora había sido consultado a la tarde sobre la diferencia de datos con Economía, pero dijo que contestaría las preguntas durante la conferencia de prensa en la que Lavagna presentaría los datos de desempleo.
Sin embargo, el titular del INDEC no llegó nunca hasta el microcine del Palacio de Hacienda para cotejar sus datos con los del ministerio.

Sobre los economistas que no opinan como él, y que critican la falta de un plan concreto, Lavagna afirmó que éstos «se equivocan fiero», y dijo que sus colegas que cuestionan al gobierno «son los mismos que auguraron hiperinflación y colapso en el sistema financiero y productivo» meses atrás. Ayer había sido el presidente Néstor Kirchner el que hizo críticas parecidas contra los economistas «que consolidaron el modelo nefasto que hemos sufrido y que sufrimos los argentinos».

Dejá tu comentario