Llega a más público común el fideicomiso que brinda hoy hasta 14% anual de interés contra 8% de los plazos fijos

Economía

Los inversores minoristas pueden aprovechar la suba de tasas que se está produciendo en el mercado en las últimas semanas. En menor medida a través de plazos fijos, pero sobre todo con instrumentos como fideicomisos financieros, Notas del Banco Central (Nobac), títulos públicos y cédulas hipotecarias que permiten acceder a rendimientos que en algunos casos pueden superar 14% anual en pesos.

Se trata de una tasa más atractiva, dado que el dólar difícilmente aumente a este ritmo y que la inflación se ubicará por debajo de aquel nivel (el consenso de los analistas económicos la ubica en 12% anual).

La buena noticia es que los pequeños ahorristas ahora pueden acceder a las tasas de los grandes inversores a través de la compra de instrumentos cuyo interés está en relación con la tasa de los plazos fijos que los bancos les pagan a los clientes que llevan más de un millón de pesos: BADLAR. Esta tasa subió desde 3% a principios de 2005 a un nivel cercano a 9% anual en pesos.

Se espera que en los próximos meses las tasas continúen en niveles sostenidos (en mayo, por el vencimiento de Ganancias), aunque no mucho más altos que los actuales. «Si aumenta mucho más la tasa para depósitos tendría que subir de manera significativa el costo del crédito. Y esto es algo que el gobierno querrá evitar», explicaba ayer a este diario el responsable financiero de una entidad extranjera.

El Banco Central tuvo un papel clave para alentar el incremento gradual de tasas en el mercado local, a través de un aumento de los encajes de los depósitos a la vista. Con esta medida no sólo restringió la cantidadde pesos en circulación, sino que alentó a los bancos a subir los rendimientos de los plazos fijos para captar más fondos.

  • Opciones

    Con un dólar estable en el mercado interno y un escenario más complicado para inversiones de riesgo ante la suba de las tasas en los Estados Unidos, éstas son algunas de las opciones que pueden elegir pequeños y medianos ahorristas:   

  • Plazos fijos: la tasa subió en las últimas semanas hasta oscilar entre 7% y 8% anual para plazos de entre 30 y 90 días, respectivamente. Todavía son rendimientos negativos, ya que se ubican por debajo del nivel de la inflación. Una alternativa más atractiva es realizar una colocación ajustable por CER (el índice de inflación minorista), pero el plazo debe superar los doce meses, lo cual implica una importante traba.   

  • Fideicomisos: hay cada vez más opciones para inversores. Se trata de instrumentos que tienen como garantía créditos al consumo otorgados por bancos, tarjetas no bancarias o compañías de electrodomésticos, entre otros. Las tasas fueron subiendo y en los próximos días saldrán nuevas opciones para inversores que pagarán hasta 14% anual. Los plazos de estas colocaciones oscilan entre 12 y 24 meses.Pero la ventaja para el inversor es que amortiza el capital todos los meses, al igual que el pago de intereses. Se puede entrar a partir de los $ 1.000. Cuando el instrumento supera el año de duración, la tasa no es fija, sino que se aplica la BADLAR más un adicional cercano a 4% o 4,5% anual. Y para evitar un efecto negativo si baja la tasa de mercado, se aplica un piso que oscila entre 12% y 13% anual y un techo de 18%, siempre en pesos.   

  • Nobac del Banco Central: las ajustables según tasa BADLAR son la nueva gran atracción para los inversores. Aunque los bancos son los principales participantes en las licitaciones que semanalmente realiza la entidad que preside Martín Redrado, cada vez intervienen más inversores minoristas. Se trata de títulos que pagan capital al final, pero intereses de manera trimestral. Además, los inversores pueden venderlas en el mercado secundario (Bolsa o Mercado Abierto Electrónico), donde la liquidez es creciente. En la última colocación efectuada por el BCRA, la Nobac ajustable a un año pagó una tasa BADLAR más un margen de 3,08% anual, lo que daría un rendimiento levemente superior a 12% anual si se mantuvieran las condiciones actuales. Para conseguir tasas implícitas cercanas a 14% ya debe estirarse el plazo de la apuesta a dos años.
  • Dejá tu comentario