10 de octubre 2001 - 00:00

Los mercados que más siguen los argentinos

JAPÓ N

La pobre performance de Wall Street contagió a la Bolsa de Tokio que en su primera jornada de la semana -el lunes fue feriado-finalizó en terreno negativo. De esta forma, el índice Nikkei retrocedió 194,10 puntos, equivalente a 1,9%; para cerrar en las 10.011,77 unidades. La caída se produjo a pesar de que el ministro de Finanzas, Masajuro Shiokawa, anunció que el gobierno japonés, si es necesario, intervendrá en el mercado local para garantizar la estabilidad de las divisas extranjeras. El dato no es menor, ya que la reciente apreciación del yen frente al dólar está atentando contra el desempeño de las empresas exportadoras, que constituyen en nervio central de la economía nipona. Lo cierto es que los operadores actuaron bajo la creencia de que las acciones bélicas en Medio Oriente erosionarán tarde o temprano los niveles de consumo e inversión de la economía mundial, afectando los flujos comerciales del país asiático.

LONDRES

Los temores de los inversores sobre las repercusiones económicas del operativo militar iniciado por los Estados Unidos y Gran Bretaña en Medio Oriente se hicieron sentir en la Bolsa de Londres, que cerró del lado perdedor. Concretamente, el índice FTSE 100 se contrajo 0,46% hasta situarse en los 5.009,8 puntos. La incertidumbre sobre el futuro volvió a acaparar la atención de los operadores, a lo que luego se le sumó la negativa apertura de Nueva York para profundizar la tendencia bajista. Uno de los grandes protagonistas de la jornada fue la cadena de almacenes Marks and Spencer, cuyas acciones subieron 10%, después que la firma anunciara su primer incremento de ventas en los últimos tres años. Del otro lado, lo peor pasó por la aerolínea British Airways, que vio descender sus valores 7,5 peniques para quedar a 154,5, arrastrada por la crisis por la que atraviesa el sector.

SAN PABLO

Desde lo bursátil la jornada transcurrió del lado ganador con un cierre en 10.284,45 puntos (apenas a 38 del máximo del día). Sin embargo no fue una rueda de celebración. En parte porque a pesar de la mejora de los precios, el volumen operado continuó siendo «muy pobre». Pero mucho más importante, porque se acercó dramáticamente algo que parecía venir posponiéndose desde hace días, un nuevo mínimo histórico para el real frente al dólar. A pesar de que el Banco Central coloco LTN por u$s 360 millones, aunque aparentemente no intervino de manera directa en el mercado de cambios, ayer la moneda cerró el día en 2.781, superada sólo por el cierre del 21 de setiembre pasado. Con la excepción de las empresas eléctricas que conseguirían más compensaciones del gobierno, el resto de las noticias no fueron buenas, por lo que se vio la suba como reflejo del vencimiento de hoy de los contratos de opciones.

CHILE

El volumen fue uno de los más altos de las últimas jornadas, negociándose acciones por u$s 10,6 millones, en tanto que el IPS subió 0,79% para cerrar en 94,24 puntos. Pero siendo la de ayer apenas la tercera vez desde los atentados en los EE.UU. que el índice chileno termina del lado ganador, la mayor parte de los analistas optó por hablar de un «rebote técnico» más que de una verdadera suba. A esto contribuyó y mucho la nueva baja que tuvo el peso frente al dólar cuando cerrando en 718,7 por billete norteamericano, alcanzó su quinto mínimo histórico consecutivo. Entre las subas lo más destacado paso por Copec y el Banco Edwards, mientras que del otro lado se destacó Madeco, de la mano de nuevas previsiones no demasiado optimistas sobre el futuro del precio del cobre. Atención, el jueves se coloca el bono soberano por u$s 500 millones y el ingreso de ese dinero, con un poco de suerte, podría cambiar algo.

MÉXICO

Los apenas u$s 87 millones negociados fueron el mejor reflejo de otra rueda donde en realidad, nada importante sucedió. Cuando mucho se puede decir que la aparición de quienes apostaron algunos de los papeles que más habían retrocedido (o mejor dicho que menos subieron en las últimas dos semanas), movió lo suficiente al mercado como para que al cierre el IPSA ganara 0,57% quedando en 5.558,86 puntos. Se entiende entonces la elevada actividad que rodeó a las acciones de América Móvil que trepó 2,8% en tanto que Telemex apenas si subió 0,3%. Aunque el peso cerró en 9,46 por dólar, mostrando una mejora frente a la moneda norteamericana y evidenciando el ingreso de fondos del exterior, lo cierto es que en la licitación de CETES el gobierno debió pagar 0,02 de punto más, con la versión a 28 días comenzando el día con una tasa de 9,12% anual. Nada cambió, pero mejor estar atento.

Dejá tu comentario

Te puede interesar