2 de febrero 2006 - 00:00

Los precios no tenían cinturón

Los precios no tenían cinturón
Frenó súbitamente el abastecimiento de demanda, la oferta estaba muy nutrida de órdenes para tomar las diferencias importantes de estos días previos; el resultado se completó con una línea de líderes, que venía viajando sin «cinturón de seguridad»... y salieron por el parabrisas, ante la violenta frenada.

Una clara frontera en el primer desarrollo de febrero, como augurando que poder seguir en el ritmo de avances de enero, se hará muy dificultoso.

El Merval apenas si pudo mejorar el cierre anterior en un punto, sin alcanzar los 1.800 ni en el intradiario, para después entrar a una pendiente que lo depositó en mínimos de 1.745 puntos: y, en el cierre, esto muy levemente se vio modificado con los 1.747 fijados como clausura. En diferencia porcentual, la huella resultó profunda, generando una brecha negativa de 2,6 por ciento en la plantilla líder.

• Buena liquidez

El mercado brindó la puerta franca, para que las órdenes tuvieran salida fluida. Y aquello que desbordó tuvo que generar el ajuste por los precios, en lo que resultó un buen volumen negociado, pero donde la ausencia llamativa del «tomador» dio origen a la descompensación.

Por suma final,
$ 95 millones de efectivo y cubriendo una franja de casi 14 por ciento, ratificando la buena presencia sobre los totales generales.

Ergo, todas las «culpas» de la primera merma de febrero se centraron en el vacío de compras, que no pudo contar con elasticidad automática de la oferta.

Las órdenes de salida siguieron fluyendo y hasta generar recortes con máximo superior a 5 por ciento en Siderar, más de 3 por ciento en Tenaris, con nutrido número de papeles perdiendo en torno de 2 por ciento. Descreme profundo de lo conseguido en enero,
veloz y letal.

Dejá tu comentario

Te puede interesar