Marcha atrás de Repsol YPF: permitirá pagar combustible con tarjetas

Economía

La petrolera Repsol-YPF dio marcha atrás en la suspensión del pago con tarjetas de crédito y débito en sus 110 estaciones de servicio propias, medida que iba a entrar en vigencia el próximo domingo.

La suspensión se había decidido para evitar el pago de los costos de comisión, en una búsqueda por aumentar la rentabilidad ante la negativa del Gobierno de incrementar los precios de los combustibles.

Sin embargo, voceros de la petrolera confirmaron a la agencia Noticias Argentinas que "sigue vigente el pago con tarjetas" de crédito y débito.

La decisión de Repsol-YPF de suspender desde el domingo próximo la venta de combustibles con tarjetas de crédito y débito había generado gran descontento tanto entre los usuarios como entre los dueños de estaciones de servicio, que habían amenazado incluso con "cerrar y bloquear las destilerías" cuando esa medida entrara en vigencia.

Así lo había señalado el secretario de la Asociación de Estaciones de Servicio Independiente, Eduardo Bajlec, poco antes de que se conociera la decisión de dar marcha atrás con la medida.

Según el empresario, se trataba de una "medida para tapar la crisis de los combustibles", ya que les permite a las empresas que "los costos sean lo más bajos posible".

Es que al quitar ese modo de pago, las petroleras pretendían evitarse el pago de los costos de comisión, ya que operar con tarjetas de crédito tiene un costo de 1,25 por ciento en Visa; 1,3 por ciento en MasterCard, y 1,5 por ciento en American Express, mientras que hacerlo con tarjetas de débito tiene un costo de 1 por ciento.

Según indicó el dirigente, a los estacioneros esta decisión les afecta "sobremanera", porque cuando se paga una carga con tarjeta de crédito o débito reciben "un plus de entre el 1 y el 3 por ciento".


"Esta maniobra lo único que está tratando de cortar es el servicio de playa, que está funcionando en el 70 por ciento de todas las estaciones del país", se había quejado el empresario.

Pero la decisión también había generado gran descontento entre los consumidores que muchas veces utilizan el pago con tarjetas dadas las promociones de distintos bancos y como medida de seguridad para no tener que pagar en efectivo.

El Gobierno habría presionado para que Repsol-YPF optara por mantener el pago con tarjetas en sus estaciones de servicio y para evitar que la medida se extienda a otras petroleras, según trascendió.

Dejá tu comentario