Más sorpresas: ¡el mercado subió!

Economía

Apesar de que los volúmenes negociados ayer estuvieron más acotados (pero igual resultaron significativos), fueron muchos los que para cuando sonó la campana de cierre en el NYSE quedaron con un mejor gusto en la boca que el del miércoles, cuando las cosas parecían volar más allá del firmamento (atención que esto no significa que se siga o no subiendo). Por lo pronto fue relativamente fácil neutralizar el efecto de las tomas de ganancias (admitiendo que existan).
Tan fácil que finalmente el Promedio Industrial quedó en 10.693,71 puntos (apenas 0,5 unidades debajo del máximo intradiario) mostrando una mejora de 0,73%, en tanto el NASDAQ trepó 4,94% (cerró en el máximo del día). Para los tenedores de títulos del Mercado Electrónico todo fue muy fácil, gracias a los resultados de IBM, AMD, Apple y Siebel Systems. Poco después del mediodía, los ánimos se caldearon aun más cuando el vicepresidente de la Fed, Roger Ferguson, declaró que la entidad aún tiene amplio espacio para seguir bajando el costo del dinero, si es que esto es necesario para impulsar la economía. En el Dow las cosas no resultaron tan claras, ya que mientras cuatro papeles contribuyeron con una mejora de 85 puntos (IBM, Microsoft, Procter & Gamble e Intel) el resto tendió a tirar hacia abajo el más augusto de los índices. Casi a simple vista se aprecia entonces que lo mejor del día pasó por las grandes empresas tecnológicas, lo que derivó en una mejora de 6,69% para el NASDAQ 100. Tal vez lo más curioso de ayer fue que a pesar del ambiente optimista, las cuatro mayores casas bursátiles, Morgan Stanley, Merrill Lynch, Goldman y Lehman tuvieron un día negativo, con la única justificación de la bajada de pulgar que les hiciera la gente del UBS Warburg. Al menos por ahora, da la impresión que los ánimos no sólo han mejorado sino que se están preparando para un mercado alcista de uno o dos meses. A esto está contribuyendo también la normalización de la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro, que se está poniendo nuevamente empinada al trepar el yield a 30 años a 5,765%. De todas formas, igual siguieron arribando resultados negativos, especialmente en nombres de la primera línea de la economía más tradicional como McDonald's, Sears (el segundo mayor retailer detrás de Wal-Mart) y Ford. El problema es que, como comentábamos en una columna anterior, apenas si hemos pasado "de guatepeor a guatemala". Si bien es cierto que desde el mínimo del 4 de este mes el NASDAQ ha trepado 35 por ciento, también lo es que aún está 57 por ciento debajo del máximo de marzo de 2000. Sonría.

Dejá tu comentario