Mercosur: el Gobierno confía que reducción de aranceles sea temporal

Economía

Desde la Cancillería explicaron que la medida es transitoria, que está dentro de lo acordado por ambos países y que fue anticipada por las autoridades brasileñas.

El último viernes el Gobierno de Brasil dictó una resolución por la cual se reducen en un 10% los aranceles a las importaciones de aproximadamente el 87% del universo de productos. La medida ya trajo cuestionamientos de empresarios argentinos que consideran que afectará a las exportaciones y al comercio. Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores que conduce Santiago Cafiero explicaron que la medida es temporal, que está dentro de lo acordado por ambos países y que el movimiento fue comunicado previamente por la Cancillería brasileña.

Según las autoridades, la medida apunta a paliar la escalada de precios que llevará a Brasil a cerrar el año con una inflación de dos dígitos, algo que no sucedía desde el 2012. En ese sentido, un comunicado conjunto de los Ministerios de Economía y Relaciones Exteriores del país vecino explicó que fue tomada de forma excepcional amparándose en una disposición del Mercosur que permite “adoptar medidas destinadas a proteger la vida y la salud de las personas”.

De todas maneras, el movimiento ya trajo cuestionamientos de empresarios argentinos. Desde el Centro Exportador de Cereales indicaron: “Rechazamos la baja unilateral del arancel de importación del trigo aplicada por Brasil. Es una medida que afectará las exportaciones y el comercio, además pone en cuestionamiento la existencia de un arancel externo común en el Mercosur”.

Desde la Cancillería argentina explicaron que Brasil comunicó previamente a Buenos Aires que iba a tomar esta decisión para activar una herramienta antiinflacionaria en su economía. Al mismo tiempo, confían en que la baja será temporal como expresaron los funcionarios en público y en privado. “Mantenemos un diálogo diario con las autoridades brasileñas sobre éste y otros temas de la relación bilateral, en ese marco se nos había transmitido previamente la definición adoptada por su Ministerio de Economía. Según lo anunciado, la medida es de carácter transitorio y excepcional”, dijeron a Ámbito fuentes oficiales. En ese sentido explicaron que “respetaría los parámetros acordados entre ambos países y sobre los que se continúa trabajando en Mercosur. Existe un consenso respecto a mantener la unidad del bloque y negociar en conjunto con terceros países”.

En el Gobierno creen que la medida adoptada por el Gobierno de Bolsonaro no va a entorpecer el acuerdo alcanzado para la revisión del Arancel Externo Común. El consenso al que llegaron el canciller Cafiero y su par Franca el 8 de octubre se dio después de dos años de arduas negociaciones y determinó una reducción del 10% sobre un amplio universo de productos.

No obstante, el acuerdo no se formalizó aún en el bloque. Argentina considera que se está muy cerca de lograr un consenso total pero ahora Uruguay quiere vincular la baja del arancel a la propuesta de “flexibilización” que impulsa ese país, que habilitaría a formalizar acuerdos de libre comercio unilateralmente y acabaría con la función de unión aduanera del Mercosur.

Desde la cartera que conduce Cafiero explicaron que “las negociaciones siguen su curso y, próximamente, habrá una reunión de Coordinadores del Grupo Mercado Común con los cuatro países integrantes que permitirá avanzar hacia la actualización y adaptación de la estructura arancelaria”.

Dejá tu comentario