9 de enero 2012 - 12:29

Moody's le pide más ajuste a España

España tiene que hacer frente a un ajuste del orden de 40.000 millones de euros en 2012 para cumplir el objetivo de déficit establecido, una cifra que supera en 42,8% el total de los recortes asumidos entre 2010 y 2011, según la agencia de calificación crediticia Moody´s.

La agencia considera necesarias más medidas de austeridad para "devolver a las finanzas públicas españolas a una senda sostenible", indica un cable de Europapress.

"Cumplir con tal ajuste fiscal masivo en un contexto de desaceleración del crecimiento económico supone el riesgo de agravar la negativa perspectiva económica", señala la agencia en una nota emitida tras conocerse la desviación del objetivo de déficit anunciada por el gobierno español.

"Ahora prevemos una contracción del PIB de entre el 0,5% y el 1% en 2012, comparado con un crecimiento positivo del 0,7% en 2011", augura la agencia, que advierte además del impacto negativo que tendrá en este esfuerzo de consolidación la crisis de deuda del conjunto de la zona euro.

Moody´s considera que el anuncio por parte del Gobierno de que el déficit de 2011 se situará en la órbita del 8%, lo que supone una desviación de unos 22.000 millones de euros, respecto al objetivo del 6% previsto, "es negativo para el perfil de crédito".

En este sentido, aunque los detalles del desequilibrio fiscal no serán proporcionados hasta marzo, Moody´s apunta que a nivel regional probablemente fue incluso mayor de lo esperado y que quizá, en contra de lo previsto, el propio gobierno central no fue capaz de exceder su objetivo de reducción del déficit.

Con relación a este tema, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, indicó que el Gobierno prevé suprimir 450 organismos públicos, fundaciones y empresas públicas en "pocos meses".

En declaraciones a la cadena COPE recogidas por Europa Press, Montoro indicó que el Ejecutivo ya está trabajando en ello y que la próxima semana se reunirá el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), donde el Gobierno presentará a las comunidades un plan de achicamiento del sector público empresarial porque hay demasiada "ineficiencia".

"Estamos hablando del cierre de unas 450 unidades en pocos meses, y a partir de ahí se producirá un ahorro importante", subrayó Montoro, quien aseguró que no se van a recortar los salarios de los funcionarios, más allá de la congelación del sueldo para 2012 y el aumento de horas de trabajo a la Función Pública.

Dejá tu comentario

Te puede interesar