Para ahorristas: ¿cómo invertir en el boom sojero sin tener que sembrar?

Economía

Parece que la suba de tasas internacionales se adelantó. Sin embargo, la tendencia de los commodities es positiva. ¿Cómo apostar sin tener campo?

Dólar versus tasa. Renta variable versus renta fija. Ajustables versus linkeados. Y así se van formando las parejas de alternativas de inversión o ahorro y sus múltiples combinaciones, lo que complica la toma de decisiones del pequeño y mediano ahorrista. Encima muchos ven pasar de largo la bonanza de los commodities que, a pesar del reciente repunte de las tasas de interés internacionales, proyecta una tendencia firme para los próximos años. Ahora bien, tomando por ejemplo el caso emblemático de la soja, un pequeño ahorrista podría plantearse de qué manera podría invertir o apostar a este boom sin tener que sembrar o tener un campo. Ya que comprar o arrendar un campo para sembrar la oleaginosa, además de conllevar un riesgo, requiere mucha tecnología y conocimiento.

A nivel local, por ahora, no hay muchas alternativas. Está el ya histórico fondo (de renta mixta en pesos) Premier Commodities de Supervielle que tiene una cartera que incluye granos, oro, petróleo y Cedear, con un fee de administración del 3,50% y que en 2020 rindió más de 91%. Hay otro fondo que también tiene años, el Pellegrini Agro del Nación que tiene futuros de soja, fideicomisos, letras provinciales, entre otros activos, con un fee de gestión del 3% y que en 2020 rindió un 76%. Hay también opciones no muy difundidas ni ofertadas como los depósitos a plazo fijos de interés variable por soja del Banco Nación, que fueron lanzados para que los productores liquiden sus existencias. Por ejemplo, en EE.UU. existe el SOYB, un fondo negociado en Bolsa con proporciones fijas de futuros de soja que sigue el valor de la oleaginosa por periodos muy cortos y con un costo de rescate del 1,89%. También existen fondos de inversión que realizan estrategias de retorno total u otros que copian lo que hace algún trader estrella.

Por eso quizás olfateando la falta de alternativas, digamos más puras, acaba de debutar en el mercado local el primer fondo que invierte exclusivamente en soja. Se trata del fondo SMR de Southern Trust. La estrategia del fondo es sencilla, invertir en futuros de soja (tanto de posiciones de cosecha como intermedias para lograr un roleo exitoso) para replicar el valor de la misma, o sea, acompañar la tendencia del precio de la oleaginosa. Una especie de índice de valor de la soja. Es decir, si la soja sube 10%, el fondo sube 10% y viceversa. Pero como los contratos cotizan en dólares, si la soja sube 10% pero hay además una devaluación del 30%, gana más en pesos por ambas circunstancias. Para tener una referencia, según cálculos de la gestora, si el fondo hubiera estado activo en el 2020 hubiera ganado más de 101% en pesos.

El gestor del nuevo fondo es José María Sánchez, con amplia experiencia en granos, que cuenta además con el asesoramiento de Lorena D’Angelo (de AZ Consultores) y de Javier Marcus en futuros quién explica que el fondo apunta “al productor que quiera vender los granos pero seguir posicionado en soja entrando al fondo, al inversor que quiera diversificar cartera o una pequeña industria que quiera hacer cobertura de riesgo pero no quiera lidiar con los márgenes y diferencias de los futuros”. ¿Cuáles son las características principales? Para poder entrar al fondo se requiere un mínimo de $30.000. Tiene un fee de administración de 1,50% anual, sin costo de entrada ni de salida, y un fee de custodia (Banco Comafi) de 0,15% + IVA anual. El plazo de liquidación es “T+3”, o sea, una vez que se solicita un rescate el plazo de pago máximo es de 3 días. Se puede suscribir a través del MFCI de MATBA-ROFEX, por BYMA Fondos o vía algún agente de Bolsa (ALyC/ACyDI). Se puede utilizar como garantía de futuros en MATBA-ROFEX y como garantía de cheques o caución en MAV.

Ahora bien, sería lógico que un individuo se preguntara por qué no hacerlo directamente sin intermediarios. El tema es que operar en el mercado de futuros no es nada sencillo. Hay garantías, márgenes, entra y sale plata diariamente, por eso debe ser monitoreada la posición día a día, se vence un futuro hoy y hay que pasarse al siguiente vencimiento, se tienen varios contratos simultáneamente, etc. “Por lo que es casi imposible para un pequeño ahorrista seguir una posición de futuro soja a lo largo del tiempo”, señala Marcus. Pero también hay un tema impositivo. Si en un fondo hay contratos de futuros de soja que están dolarizados, si por ejemplo baja la soja pero sube el dólar, y no baja el valor del fondo, en ese caso el inversor ni perdió ni paga impuestos. De modo que cualquier combinación (soja-tipo de cambio) que no implique un aumento del valor del fondo, entonces no tributa Ganancias. Pero si se tienen por separado, sí se paga Ganancias porque los futuros son un activo especifico que no se puede compensar con Ganancias de otras cosas. O sea, tener el fondo es más eficiente en términos impositivos. Por último, debe quedar claro que el inversor pone pesos y retira pesos más allá de las cotizaciones e impactos del dólar. Y como con cualquier activo el riesgo está vinculado con la cotización. Otro dato a tener en cuenta es que dada la baja correlación de la soja con el S&P500, cada vez más los analistas recomiendan incorporar commodities en las carteras de inversión.

Dejá tu comentario