Para colmo, una rueda ''chavista''

Economía

El reinicio del Merval se escapó nuevamente del marco internacional, con signo opuesto al Dow Jones -que tuvo otra leve suba-igual al del Bovespa, con baja de 0,62%, pero dando otra versión aumentada en el porcentaje de pérdida local. Un desarrollo que estuvo nítidamente marcado por una sola plaza -Tenaris-y pagando fuerte desagio en la acción cotizante, de todo lo que se viene consumando del grupo controlante vs. «Kid» Chávez, un púgil que se pasa de pesado y que no cesa de lanzar golpes contra todo lo que se mueva.

Como tampoco la están pasando bien por nuestros lares, las hojas de la tijera le han desflecado la imagen a un holding que parecía navegar siempre a toda vela y viento a favor. (Por lo que se comprueba que con la moda política americana actual nadie se puede sentir a salvo).

Lo cierto es que el Merval decayó otro 1,45 por ciento y ya la distancia con el trencito bursátil regional lo ha convertido en pasajero que llegó tarde y se quedó en el andén de 2007.

En este caso, con mínimo que puso en duda casi el piso de los 2.100 puntos -con 2.124-tuvo máximo en 2.163 unidades y concluyó cerca del fondo de la rueda, en 2.132 puntos apenas.

  • Fuerte impacto

    La acción de Tenaris le pegó frontalmente al listado de líderes, que debió asumir un terrible 5,3% de caída a través de semejante nave insignia del Merval. Fueron 213.000 papeles lanzados de modo entusiasta, sin importar límites con tal de que se los tomaran.

    Las demás, ejercieron las defensas que pudieron, con G. Galicia y Pampa pudiendo hacer de contrapeso con su neutralidad. Llegó un ataque durísimo desde un flanco que no estaba todavía en carpeta hasta la semana previa, sumándole malas nuevas a un recinto que, ya sin ello, tenía motivos para preocuparse.

    Total de efectivo en $ 60 millones, en suma que permitió liquidez razonable, dejando un panorama semanal que será difícil para enfrentar. Y la Bolsa, bolivariana.
  • Dejá tu comentario