El déficit primario fue del 2,7% del PBI en noviembre

Economía

De acuerdo con datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), en el año se acumula un rojo de $1,26 billones. Hoy se conocen los números de la Secretaría de Hacienda.

La administración pública nacional concluyó noviembre con un déficit primario acumulado del 2,7% del PBI a pesar de que durante ese mes crecieron los gastos 188,1% por encima de la inflación, según estimaciones de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC).

Los datos indican que el rojo del fisco se mantuvo dentro de lo previsto por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien al presentar el proyecto de Presupuesto 2022 al Congreso, estimó que este año cerrará en 3,5% del PBI. Esta tarde, la cartera económica difundirá los datos del Sector Público que se toman de base para la discusión con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los números son mucho mejores de lo que se suponía, tal cual lo señaló el economista Eduardo Santángelo la semana pasada en un encuentro organizado por el grupo Techint:.”El déficit fiscal es bajo, más allá del showcito del plan platita, lo ordenó la inflación”, explicó el analista al referirse el incremento del gasto en los meses del pasado perìodo electoral con el efecto de licuación que ejerce el aumento de los precios.

De acuerdo con la OPC, la Administración Pública Nacional tuvo en noviembre un desborde en el gasto con subas interanuales del 203,1% nominal en el financiero y del 335,6% nominal en el primario.

Si bien los ingresos totales alcanzaron a $656.742 millones y tuvieron un incremento nominal del 62,4% y real del 7,4%, el gasto primario acumulado de 11 meses fue de $1,06 bllones, con un alza del 113,5% nominal y 41,2% real, en tanto los gastos totales alcanzaron a $1,15 billones, con una suba nominal del 103,3% y real de 34,4%.

De ese modo. el déficit financiero de noviembre fue de $501.179 millones, con un crecimiento nominal del 203,1% y uno real del 100,5%, mientras el déficit primario ascendió a $405.025 millones, lo que representa un alza nominal del 335,6% y otra real del 188,1%.

Pero los números se difuminan en lo registrado a lo largo de 11 meses. El quebranto financiero es de $1,99 billones y el primario de $1,26 billones, lo que equivale a 4,3% y 2,7% del PBI, en forma respectiva.

Un informe del Instituto de Estudios de la Realidad Económica Latinoamericana (IERAL) sostiene al respecto que en 2021, el déficit primario sería de 3,6% del PBI, sin tener en cuenta los ingresos extraordinarios, resultando 0,9 puntos inferior a lo previsto. “Si se incluyen entre los ingresos el Aporte Solidario y los Derechos Especiales de Giro, el déficit primario de 2021 sería de 2,1% del PBI”, dice el reporte de la escuela de negocios de la Fundación Mediterránea.

El informe señala que “el gasto primario de 2021 resulta 1,2 puntos del PBI menor que en 2015 (1,8 puntos sin incluir los gastos COVID)”. “Sin embargo, se ubica 3,7 puntos. por encima de 2019 (3,1 sin gastos COVID), reflejando el elevado andarivel en el que se ha instalado esta variable”, dice el IERAL.

El informe plantea, por otro lado, que en 2022 el gobierno podría alcanzar el déficit que negocia con el FMI para incluir como metas en el programa de 10 años. “El déficit primario podría ser de 1,4 % del PBI en lugar del 3,3 % presupuestado bajo las siguientes consideraciones: inflación en 2022 similar a la de 2021 (en torno al 52%), con recaudación en línea con ese guarismo, con gasto en jubilaciones y AUH evolucionado en forma similar a la inflación, pero aplicando para el resto del gasto primario una pauta del 33 %”, señala el reporte.

En cambio, el IERAL dice que “si el gobierno incrementa un 51% las erogaciones, se alcanzaría un déficit primario similar al presupuestado, y si el gasto subiera al ritmo del PBI nominal, entonces el déficit treparía al 3,5% del PBI”.

En ese sentido, un reporte de Fondos Quinquela advierte que si se llegara a aprobar un presupuesto con 33% de inflación proyectada para 2022, tal cual el presupuesto original enviado al Congreso, la caída del gasto real sería del 12%, por el efecto de los precios. “Con un cálculo de inflación propio y bastante más realista, vemos que todas las partidas del gasto, con excepción de los intereses de la deuda, crecen por debajo de la inflación”, indica el informe privado.

Temas

Dejá tu comentario