Gobierno destinará 5,6% del PBI a la asistencia económica por el coronavirus

Economía

Según datos oficiales del Ministerio de Economía, el paquete contracíclico totalizará $1,7 billones. Divididos en inyección directa, y la financiación de créditos subsidiados.

Con el horizonte claro en cuanto a las prioridades que están en juego, el Gobierno destinará un paquete de asistencia económica de $1,7 billones, lo que representa un 5,6% del PBI, a desembolsarse entre abril y junio, mediante la inyección directa dinero en el bolsillo de los argentinos, y un programa crediticio para las actividades afectadas por la imposibilidad de funcionar normalmente.

La cifra surge de un informe pormenorizado elaborado por el Ministerio de Economía al que accedió Ámbito, y en el que se hace un repaso puntilloso de los desembolsos, que en gran medida son recursos ordinarios que ya estaban presupuestados y que forman parte de la red de seguridad social con el que ya cuenta la Argentina.

Como se sabe, ante el parate económico debido a la puesta en marcha desde el 20 de marzo del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), el Gobierno puso en marcha un paquete de medidas para mitigar la debacle económica que apunta a atender a los sectores más vulnerables y funcionar como rueda de auxilio de los sectores productivos y de servicios.

En lo que hace al gasto fiscal de emergencia destinado a darle una ayuda económica a los hogares de menos recursos, se encuentran el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el programa ATP, y otros bonos extraordinarios. En tanto que el paquete crediticio se sustenta en aportes directo del Tesoro para financiar préstamos a tasa subsidiada o programas de garantías para darle asistencia sobre todo las mipymes.

Del informe se desprende que el paquete fiscal para hacer frente a la emergencia sanitaria representa sólo en el mes de abril más de $350 mil millones, un 1,2% del PBI. Pero si se suman los meses de mayo y junio, el total representa $1,05 millones, es decir, un 3,5% del PBI. En cuanto, al subsidio de los créditos, se desembolsarán en total $640 mil millones, un 2,1% del PBI.

paquete de medidas de emergencia sanitaria y políticas de ingresos

Al analizarlos números globales, queda claro que entre abril y junio el Estado habrá destinado un fondo contracíclico $1,7 billones ($1,05 del paquete fiscal de políticas de emergencia+$640 mil millones de las facilidades financieras), lo que implicará un gasto del 5,6% del PBI. Estos números muestran que la asistencia global está por encima de los números que habían trascendido o que se habían estimado.

De informe también se desprende que, si bien es cierto que el freno de la economía obligó al Gobierno a tomar medidas de mitigación, hay buena parte de la asistencia que forma parte de fondos ordinarios ya presupuestados para revertir la política de desinversión que se arrastraron de la gestión macrista, sobre todo en materia de salud, educación, y seguridad social.

En concreto, el informe destaca que la Argentina “cuenta con una amplia infraestructura hospitalaria y del sistema de salud en general”. En ese sentido, agrega que el sostenimiento de la atención a la salud y a la garantía de derechos sociales diversos “no se computan como ayudas extraordinarias, que podrían temporalmente sumar a una relación porcentual/PBI, porque son gastos habituales del presupuesto que reflejan un compromiso de la sociedad con la perspectiva de un estado de bienestar”.

Adicionalmente, el análisis del Ministerio de Economía conducido por Martín Guzmán, recuerda que “actualmente la Argentina dedica 0,7% del PIB por mes ($211 mil millones) a garantizar un piso de seguridad social” que está conformado por la Asignación Universal por Hijo y Embarazo (AUH-AUE), las Asignaciones Familiares a empleados registrados, las jubilaciones y pensiones, las Pensiones No Contributivas y la PUAM (Pensión Universal para el Adulto Mayor).

En este punto, los fondos destinados por el Gobierno toman otra dimensión. Es que si se suman los desembolsos destinados al paquete fiscal de políticas de emergencia destinado a la población más vulnerable, el programa de facilidades financieras para promover créditos a la producción y el piso de seguridad social garantizado mes a mes, en total se alcanzarían para el periodo abril-junio los $2,3 billones, más del 7,7% del PBI.

Argentina y el mundo

El informe de Ministerio de Economía sostiene que de no haberse implementado el paquete de asistencia para combatir el impacto de la pandemia, “se hubiera profundizado la grave situación económica por la que venía transitando la economía argentina”. En esa línea, indica que “la emergencia sanitaria tiene un doble efecto negativo”, ya que la caída de la demanda externa, vía precios y cantidades, afecta al sector exportador argentino, y, por otro lado, el aislamiento produce una caída de la actividad interna.

Al comparar el paquete argentino con lo que han hecho otros países, se destaca que “de acuerdo con datos del Fiscal Monitor del FMI (abril), en lo que se refiere a las políticas fiscales, la respuesta argentina se encuentra por encima de la de países como Brasil, China, Corea, Italia, España y Francia”.

Economía paquete de medidas de emergencia comparativa con otros países

El dato reflejado, es importante si se tiene en cuenta que la pandemia llegó en un momento en donde la Argentina tiene poco margen de maniobra, encorsetada por la renegociación de la deuda. Un caso bien distinto a de los países avanzados en donde “se encuentran medidas más voluminosas, dado el espacio fiscal con que cuentan”.

Al respecto, el documento sostiene que “en el contexto de la emergencia sanitaria el accionar del Estado se traduce en la implementación de un paquete económico contracíclico de características y dimensiones excepcionales, en función de la situación recesiva por la que venía atravesando nuestro país antes de la pandemia”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario