Peor la crisis: limitan ahora el gas para hogares y autos

Economía

Tras dos días seguidos de temperaturas muy frías, desde ayer empezó a advertirse baja presión de gas en hogares, y algunas estaciones de GNC ubicadas en Capital Federal y en el Gran Buenos Aires dijeron que no podían vender el producto porque no llegaba al surtidor con la fuerza suficiente. El gobierno relativizó esta situación y auguró que hoy subirá la temperatura, por lo cual no haría falta cortar el GNC y se podrían retomar los envíos a Chile, conteniendo las presiones del gobierno de ese país a Néstor Kirchner. No obstante, expertos estiman que la demanda de los hogares se mantendrá en niveles muy altos, absorbiendo prácticamente todo el gas que tienen las distribuidoras, lo que obligaría a optar entre cortar GNC para autos o correr un riesgo de interrupción en casas de familia, extremo que exige varias horas para la rehabilitación. En electricidad, hubo cierto alivio ayer a nivel global porque la demanda bajó con respecto al lunes. No obstante, en siete provincias hubo apagones y restricciones a grandes industrias. En el interior, las dificultades se acentúan porque falta gasoil en algunas estaciones de servicio.

Desde ayer empezó a advertirse baja presión de gas en los hogares de Capital Federal y del Gran Buenos Aires y falta el fluido en estaciones de GNC de Capital Federal y Gran Buenos Aires. No obstante, el gobierno confía en que la situación empezará a regularizarse desde hoy porque la temperatura ya no sería tan extrema.

Por eso, ayer a la noche desde el Ministerio de Planificación que conduce Julio De Vido se anunció que hoy se retomarían los envíos de gas a Chile y que no será necesario cortar el fluido a las estaciones de GNC.

La situación fue muy crítica ayer, y las empresas esperan a ver cómo actúa la demanda hoy para decidir qué acciones tomar en cuanto a las estaciones de GNC. En principio, Gas Natural Buenos Aires Norte pidió ayer a través de una carta, a esos expendedores que operan en su área de concesión, que se limiten a usar un surtidor en lugar de dos o más. La restricción debería ser voluntaria por parte de los expendedores, por lo que se duda del efecto que pueda tener la medida.

Las dificultades se acentúan porque hay un alza extraordinaria del consumo doméstico sobre todo en Capital Federal y GBA. Por ejemplo, en el área de Gas Natural Buenos Aires Norte, la demanda de los hogares se ubicó el lunes y ayer por encima de 16 millones de metros cúbicos diarios, equivalentes a lo que esa compañía distribuye en un día de temperatura moderada, pero con la diferencia de que normalmente nueve millones se destinan a casas de familia, cuatro millones a empresas y dos millones a GNC.

En el día más frío del año pasado, los consumidores domésticos del área de Gas Natural utilizaron unos nueve millones de metros cúbicos,y ahora, esa cifra se ubicacasi 80% por encima.

En la zona de concesión de Metrogas, en tanto, los residenciales estarían utilizando alrededor de 20 millones de metros cúbicos diarios, mientras dos millones se destinan a GNC y una cantidad similar a pequeñas industrias y comercios.

  • Industrias y comercios

    En el área de Capital Federal y Gran Buenos Aires, litoral, centro del país y centro de la provincia de Buenos Aires, ayer siguieron los cortes para industrias y comercios que contratan servicio interrumpible y se ampliaron para los que contratan servicio firme. No tuvieron restricciones los pequeños comercios e industrias, y alguna gran empresa puntual que no puede desactivar los equipos.

    En cuanto a los problemas de presión, se notan más en la entrada al anillo de Capital Federal y Gran Buenos Aires, lo que también repercute en algunos usuarios de Camuzzi Pampeana. Pero, además, en el área metropolitana hay barrios más afectados que otros por la baja presión, estimándose que los problemas más serios se dan en las cercanías de las bocas de expendio de GNC, que absorben mucho gas del caño.

    Algunos técnicos destacaron ayer que si la baja de presión se acentúa, puede saltar una pieza que se denomina regulador, lo que obliga a cortar el servicio a los residenciales que se alimentan desde ese punto. Para volver a darles gas, no sólo hay que cambiar el regulador, sino realizar una rehabilitación caso por caso, lo cual puede demorar varias horas.

    Por eso, según la opinión de los expertos, en algunos casos, las distribuidoras deberían enviar personal a estaciones de GNC para cortar el suministro, porque el sistema no permite darles menos gas y sólo se puede ir al corte. No obstante, ayer en la zona sur de Capital Federal y el conurbano, donde opera Metrogas, estacioneros ya dijeron que no podían vender.
  • Dejá tu comentario