Preocupante fenómeno con el dólar: la gente sale a comprar aunque pierda

Economía

• Hoy el Banco Central deberá volver a intervenir en los mercados para frenar la suba del dólar. • Hay tanta incertidumbre entre el público que cualquier versión circulante, por más irreal que sea, se toma como algo que probablemente acontezca. • Ello fue retroalimentando el traspaso al dólar. • El gobierno no reacciona y cuando lo hizo, acentuó el nerviosismo. • Con reservas por más de u$s 50.000 millones, el Banco Central tiene las herramientas necesarias como para hacer frente a esta corrida. • Los bancos también tienen una alta liquidez. • Pero poco importa para el ahorrista hoy que las tasas suban dos o tres puntos, a 13% anual. • Se privilegia la seguridad. • Difícil que el nerviosismo actual se revierta hasta tanto no ceda el conflicto con el campo. • O puede suceder lo inverso: por la tensión en mercados, surgiría la necesidad oficial de llegar a un entendimiento. • Pero ello no se vislumbra en el corto plazo. • En el ínterin, lo sufrirá la actividad económica por vía de menor consumo e inversión.

La tendencia alcista de las tasas de interés en el mercado continuarían en alza esta semana, luego del fuerte rebote que tuvieron sobre fines de la semana pasada. Los inversores mayoristas pidieron mayores rendimientos a los bancos por mantener sus fondos inmovilizados, mientras que en el segmento minorista se observaron retiros, aunque no llegaron a ser demasiado significativos.

Por el momento, no se esperauna disparada en el costo del dinero. En el otorgamiento de crédito, ya se nota un estancamiento. En algunos fideicomisos financieros de compañías de consumo las tasas saltaron de 11% a 12,5%, pero no se trata de un movimiento significativo, por lo que no se trasladaría al público (los préstamos al consumo ya tienen tasa elevada).

La BADLAR (tasa que pagan los bancos por plazos fijos mayoristas, superiores a un millón de pesos) rozó 11% entre jueves y viernes, cuando había estado a no más de 8% en el primer trimestre. Aún está lejos de ser un escenario dramático, pero revela la mayor incertidumbre que existe en el mercado. Los plazos fijos minoristas también aumentaron en las últimas jornadas, aunque los bancos prefieren no subirlos demasiado: entidades de primera línea pagan 9% anual, pero en las de segunda línea los rendimientos ya superan niveles de 12% a 13% para plazos superiores a 90 días.

El fuerte aumento de la inflación y la incertidumbre que genera el conflicto con el campo explican por qué aumentan los rendimientos en moneda local y los inversores optan por otro tipo de cobertura. Las tasas en plazos fijos son cada vez más negativas en términos reales (hasta 12% en pesos contra una inflación real superior a 25%).

Esta suba de rendimientos, que no resulta dramática considerando que la BADLAR tocó 13,5% a fines del año pasado, es un reflejo de la mayor demanda de dólares del mercado. El Banco Central interviene con mucha fuerza en el mercado de futuros, y el viernes también precisó vender unos u$s 50 millones en el mercado contado («spot») para contener la presión alcista.

En la entidad que preside Martín Redrado aseguran que no existe intención alguna de hacer subir más la divisa: «No se ganaría nada y sólo provocaría una mayor presión inflacionaria. Esto lo entienden perfectamente en la Casa Rosada y siempre opinaron que no valía la pena retocar el dólar». No obstante, todo indica que la cotización tiene un nuevo piso de $ 3,20, cuando antes era el techo. En el mayorista quedó firme en $ 3,176 para la venta.

Uno de los temores que existe en el mercado es que la nueva medida de protesta del campo resienta el ingreso de divisas por exportaciones cerealeras. Esto comenzó a notarse sobre fines de la semana pasada y tendría mayor efecto durante la que comienza hoy. Esto le agregaría aún más presión al BCRA en su afán de evitar que suba la divisa.

  • Otros datos

    Estos son otros datos que surgen del actual panorama financiero y que conviene tener en cuenta en el arranque de la semana:   

  • La suspensión de vuelos de aerolíneas norteamericanas generó el viernes un faltante de dólares en muchos bancos, lo cual causó alarma entre ahorristas. Pudo haber sido el detonante de la cadena de mails que circuló y alarmó a muchos inversores. No obstante, hoy los bancos tienen muy cómodas posiciones de liquidez para hacer frente a retiros de fondos.   

  • Los plazos fijos del sector privado crecieron apenas 0,4% en abril (cifras oficiales del Central) y en mayo comienza a apreciarse un retiro de fondos que no llega a ser dramático.   

  • El coeficiente de liquidez del sistema financiero es muy elevado. En otras palabras, el porcentaje efectivo (o instrumentos de alta liquidez) sobre el total de depósitos continúa por encima de 23%, uno de los más altos históricamente.   

  • El Central mantiene reservas por más de u$s 50.200 millones y el objetivo es -en lo posible- que no bajen de u$s 50.000 millones para evitar preocupaciones entre el público e inversores.   

  • Se nota un aumento de los depósitos en dólares, ante la postura de grandes inversores, pero también de minoristas de pasarse de plazos fijos en pesos a activos en moneda extranjera.

  • Junto con el prácticamentenulo nivel de aumento de las colocaciones en moneda local, se nota un serio acortamiento de los plazos.   

  • Las reservas del Central también son abundantes en relación con el nivel de pesos que circulan en la economía: mientras que las primeras suman u$s 50.200 millones, la base monetaria (circulante en pesos más depósitos de los bancos en el BCRA) llega a 100.000 millones de pesos, es decir poco más de 31.200 millones de dólares.
  • Dejá tu comentario