Efecto brecha: alertan industriales por demoras y faltas en insumos

Economía

Algunos sectores están liquidando el stock y están al borde de frenar la producción. Aclaran que no faltan dólares para importar materias primas.

La cotización de los dólares paralelos no ha tenido hasta ahora un correlato en el avance de la inflación. Sin embargo la brecha cambiaria, que se viene achicando en las últimas tres ruedas, sigue generando incertidumbre dentro de las cadenas de producción. Uno de los impactos más concretos es la demora en la entrega de insumos, que en algunos casos llegan a identificarse como faltantes. Esto sucede principalmente porque algunos importadores no quieren deshacerse de la mercadería especulando con una futura devaluación. Se ocasiona también por la merma en la producción que generan los protocolos sanitarios implementados. Hasta el momento no se registran demoras en los permisos para importar.

La caracterización de bimonetaria que Cristina Kirchner hizo sobre la economía argentina esta semana, parece haber generado cierto nivel de consenso. Esa calificación no aplica solo al ahorro, sino también a la lógica con que las empresas tienen que operar día a día ya que la mayor parte de las que producen bienes trabajan con algún insumo importado y ponen en juego parte de su rentabilidad con el valor del dólar.

“El principal problema que tenemos en este momento es el desequilibrio económico, puntualmente por el impacto que tienen en el tipo de cambio. Estamos empezando a tener problemas con faltantes de insumos”, dijo a Ámbito el empresario y dirigente de la Unión Industrial Argentina, José Urtubey. En este sentido, puntualizó que “se observan demoras en el sector de la industria maderera”.

Desde el sector metalúrgico indicaron a este medio que la situación todavía no es crítica, pero que de continuar a este ritmo en dos semanas podría frenarse la producción en algunas líneas. Empresarios del sector, señalaron que chapas, alambres, barras y planchuelas son algunos de los productos que escasean por estas horas.

Además de la incertidumbre cambiaria, las empresas proveedoras de insumos difundidos argumentan que la producción se está viendo golpeada por los protocolos para la prevención del coronavirus. “Trabajamos con la mitad del personal. Rotamos cada catorce días para no tener que aislar a todo el equipo en caso de contagio”, dijeron a este medio.

Incluso desde los sectores exportadores señalaron el impacto de la brecha: “la inestabilidad cambiaria promueve el bajo flujo de ventas de materias primas”, remarcó Gustavo Idígoras, titular de la Cámara de la Industria Aceitera. A su vez sostuvo que “esto genera alta capacidad ociosa, barcos viniendo sin poder recibir carga, costos logísticos incrementales, por eso siempre apoyamos toda medida de acción que toma el Gobierno para estabilizar el mercado cambiario”.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, afirmó esta mañana en declaraciones a Radio Con Vos que “no hay desabastecimiento sino que puede haber algún faltante puntual. Al mismo tiempo, indicó que “la pandemia afecta a la oferta pero está garantizado el abastecimiento del consumo masivo”.

Por último, todos los empresarios consultados por Ámbito aclararon que, más allá de las reglamentaciones dispuestas por el Banco Central de República Argentina, hasta el momento no hay problemas ni atrasos en el acceso a los dólares necesarios para importar materias primas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario