Quedan dos más y Greenspan "fuera"

Economía

Luego de lo que para algunos fue la mayor suba accionaria durante dos ruedas consecutivas en lo que va del año bastó tan sólo que los números de Dell Computers estuvieran por debajo de las proyecciones de los analistas para que algo así como un balde de agua fría cayera sobre el mercado. Poco importaron que lo del mayor fabricante de PC del mundo fuera una excepción, el anuncio de una nueva mega adquisición (Lockheed Martin a Computer Sciences por u$s 12.000 millones), que la suba del petróleo fuera apenas marginal, o que apenas algunas horas más tarde las decisiones de la Fed pasarían al centro del escenario: de repente los inversores parecieron volver a la tónica que predominó durante octubre, donde bastaba que una sola blue chip emitiera una señal no del todo favorable para que tirara abajo todo el mercado. Sin embargo, cuando pasadas las dos de la tarde la gente de Greenspan anunció la esperada suba de tasas, algunos, apostando a que el banquero aprovecharía sus dos últimas chances -reuniones del FOMC- para dejarle "un regalo" al mercado, se lanzaron de lleno a comprar bonos del Tesoro, en particular los de plazos más largos. Esto a su vez disparó la recuperación accionaria, llevando a que el Dow ganara en apenas minutos 0,46% hasta rozar los máximos del día. Pero esto duró poco, y teniendo en mente que el límite de suba de los Fed Funds podría no ser 4,5%, los treasuries se desplomaron (a 10 años la tasa quedó en 4,577%, casi el máximo del día) y las acciones retornaron a la senda perdedora, cerrando el Promedio Industrial en 10.417,58 puntos, una baja de 0,22%. ¿Hay que decir que la de ayer no fue una rueda alegre?...

Dejá tu comentario