Latinoamérica: anticipan una minirecesión para el segundo trimestre

Economía

El ritmo de vacunación no mejora. Las últimas restricciones imponen serios obstáculos para sostener la recuperación que volvería en el III trimestre.

Según los rastreadores de actividad y de recuperación de las principales consultoras internacionales, la región latinoamericana se está desacelerando principalmente por las tribulaciones argentinas y chilenas. Y si bien los datos económicos del primer trimestre mostraron un menor impacto de las restricciones al esperado, las medidas vinculadas a Semana Santa se han prolongado ampliamente durante mayo por lo que los analistas anticipan para la región una mini recesión en el segundo trimestre. Por lo que habría que esperar a la primavera para volver a ver un rebote o recuperación, sobre todo en Argentina. Es más la OCDE en su reciente “Economic Outlook” reconoce que aunque las perspectivas de la economía mundial han mejorado, esta es una recuperación fuera de lo común. Además, es probable que siga siendo desigual y dependa de la eficacia de los programas de vacunación y de las políticas de salud pública. “Algunos países se están recuperando mucho más rápido que otros. Corea y Estados Unidos están retornando a los niveles de vida anteriores a la pandemia unos 18 meses después. Se espera que gran parte de Europa tarde casi tres años en recuperarse. En el caso de México y Sudáfrica, podrían ser entre tres y cinco años. Mientras que el caso extremo, Argentina, tardaría hasta el II trimestre del 2026 para recuperar su PBI per cápita prepandemia.

PÁG4-DIARIO-1JUN.jpg

Por ejemplo qué muestra el último Latin America Recovery Tracker (LART) de Oxford Economics (OE): el indicador subió solo 0,5 puntos durante la semana que finalizó el 21 de mayo, lo que es una desaceleración considerable después de la ganancia de 3,6 puntos de la semana anterior. “Las fuertes contracciones en Argentina y Chile compensaron parcialmente las ganancias en otros lugares”, explican los analistas de OE. A pesar de todo el balance positivo se extiende a siete semanas de recuperación. El informe destaca que el deterioro de las condiciones de salud en Argentina, que ahora tiene las tasas más altas de contagio y muerte, llevó a restricciones más estrictas. De manera que la región continuó recuperándose después de las restricciones más estrictas posteriores a Semana Santa, pero a dos velocidades distintas. Brasil y México lideran la recuperación a niveles prepandémicos, pero el resto sigue empantanado por debajo de los niveles máximos anteriores. El panorama regional muestra entonces a Brasil y México codo con codo en la carrera por volver a los niveles de actividad prepandémicos, superando el promedio regional, con Colombia ocupando el tercer lugar después de alcanzar el promedio regional, Perú superó a Argentina, y Chile sigue siendo el último.

Bajo la lupa

¿Qué es lo que están viendo en la región? Por el lado de la movilidad hubo un retroceso en Argentina, Chile -a pesar de las condiciones de salud estables- y marginalmente en Brasil. Todos los demás países experimentaron ganancias. Mientras tanto, aumentó el número de muertos de covid en Argentina, Colombia y Perú. En toda la región, solo México parece tener la tercera ola bien controlada. Excluyendo Argentina, las condiciones de salud se han estabilizado en general después de varias semanas de lenta mejora. Pero los disturbios y las manifestaciones públicas en Colombia sugieren que puede sufrir una ola de infección prolongada. Además, el comienzo del invierno en el sur podría estimular las reuniones en espacios reducidos, lo que provocaría un deterioro generalizado.

Nuevamente con excepción de Argentina, la mayoría de los gobiernos están flexibilizando las restricciones, aunque sea marginalmente, a medida que se desacelera la tercera ola de infecciones. Así mientras Argentina endureció las restricciones por el número de casos y las tasas de mortalidad, Brasil y México continuaron flexibilizando las restricciones sin interrupción. En comparación con algunas economías avanzadas, pero en línea con la mayoría de los mercados emergentes, el ritmo de vacunación sigue siendo lento en la mayoría de los países de la región. Solo en Chile el despliegue ha sido rápido, incluso más rápido que en los EE.UU., aunque el efecto moderador sobre la propagación del virus apenas comienza a mostrarse después de estrictos bloqueos que afectarán los datos del PBI del segundo trimestre. Pero si bien la región evitó una leve recesión de doble caída en el primer trimestre, a pesar de las restricciones posteriores a Navidad. Pero las medidas más estrictas para frenar la tercera ola hacen que una mini recesión en el segundo trimestre sea casi inevitable en la mayoría de los países, advierten desde OE.

Dejá tu comentario