Gobierno preocupado por los precios cita a supermercadistas

Economía

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español coordinará mañana un encuentro con los CEO de las principales cadenas de supermercados. Buscan fomentar el consumo sin afectar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Preocupados por la inflación, funcionarios del Gobierno están llamando por teléfono a las empresas de consumo masivo pidiendo que no suban los precios, según señalaron a Ámbito fuentes de las compañías alimenticias y del supermercadismo. Al mismo tiempo, la Secretaria de Comercio, Paula Español, convocó a las principales cadenas de supermercados para una reunión este lunes a las 1630 horas en la Secretaria de Comercio.

Independientemente de este encuentro la semana pasada varios supermercadistas recibieron llamados de funcionarios oficiales para pedirles que “no suban los precios”.

Al margen de esta convocatoria a los supermercados la funcionaria viene desde la semana pasado citando a las empresas productoras de consumo masivo, reuniones que continuaran esta semana.

En líneas generales, estas convocatorias tienen el objetivo de “mantener diálogo y la coordinación, básicamente sobre el tema precios”, dijeron a este medio directivos de diferentes empresas alimenticias. “Nos trasmitieron que cualquier aumento de precios sea previamente coordinado con la secretaría de Comercio”, explicaron.

Pero el común denominador de estas reuniones es la preocupación que tiene la conducción económica por la inflación.

Tras los resultados de las elecciones primarias, el Gobierno adoptó distintas medidas para mejorar el poder adquisitivo de la población, como la suba del salario mínimo o la elevación del piso a partir del cual pagan el impuesto a las Ganancias los trabajadores en relación de dependencia.

Sin embargo, en medios oficiales se teme que estas mejoras resulten desvirtuadas por la persistente suba de los precios. En agosto, el índice se ubicó en 2,5% pero la inflación núcleo se mantiene en torno de 3%.

Las previsiones para septiembre generan preocupación en el Gobierno. Por caso, Ecolatina estima que el presente mes cerraría con una inflación de 3,1%. Alimentos y bebidas viene registrando una suba de 2,1% según esta consultora, en tanto que los rubros que muestran mayores incrementos son esparcimiento – 6,5%- e indumentaria y gastos en salud, cerca de 5% en ambos casos.

Los funcionarios temen que, con la mayor demanda provocada por la recomposición del poder adquisitivo, algunas empresas aprovechen para subir más de la cuenta los precios.

A ello se agregan las tensiones que se registran en el mercado de cambios, con el dólar blue llegando a 186 pesos el viernes pasado, uno de los valores nominales más altos del año.

En tanto, desde sectores del Gobierno se escuchan críticas a las gestiones del ministro de Producción, Matías Kulfas y de español. Más específicamente, la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner habría hecho notar en reiteradas oportunidades, la falta de control de los precios.

Dejá tu comentario