Una firma argentina obtuvo el premio global de Santander

Economía

El emprendimiento Whyline, de origen argentino-estadounidense, ganó el reto global Santander X Global Challenge / Helping Businesses Prosper. Se trata de una scaleup (emprendimiento con un negocio ya probado que busca ayuda para redimensionar y escalar ese modelo en un mercado) que recibió el reconocimiento de 50.000 euros en su categoría por su CRM para la gestión de la relación con los clientes y un canal de marketing que desbloquea fuentes de tráfico y datos para hacer más ágiles las experiencias o gestiones diarias.

En la misma categoría fue premiada también Alyne (Alemania), una solución de ciberseguridad, cumplimiento regulatorio y compliance a través de la inteligencia artificial.

En tanto, en la categoría Startup, los ganadores han sido Privasee (Reino Unido), una plataforma para la protección de datos basado en data mapping y política de privacidad auto actualizable; y Social Piper (México), una solución de marketing en redes sociales para pymes basada en inteligencia artificial.

El reto fue lanzado por Santander a través de Santander X y en colaboración con Oxentia Foundation. Este año cerca de 700 startups y scaleups se registraron en Santander X para participar en este reto global.

Los cuatro ganadores, dos por categoría, han destacado por la innovación de su producto, proceso o servicio, su viabilidad, el potencial de impacto y su escalabilidad. Por ello, cada una de ellas recibirá un premio en efectivo, que en el caso de las startups ascenderá a 10.000 euros, y en el de las scaleups, a 50.000 euros. Además, las cuatro soluciones ganadoras recibirán mentorías impartidas por los expertos de la red global de Oxentia Foundation, la oportunidad de presentar sus soluciones al Fintech Station, equipo de innovación abierta del Santander, además de obtener visibilidad en las redes sociales y canales de Santander.

Este challenge, lanzado el pasado 13 de mayo a través de Santander X, la comunidad global de emprendimiento de Santander, se ha estructurado en base a dos categorías: categoría Startup, para empresas legalmente constituidas y actualmente comercializando un producto o servicio cuyas ventas anuales no superen los 500.000 euros y categoría Scaleup, con las mismas condiciones, pero con ventas anuales por encima de los 500.000 euros.

El Scale-up Institute de Reino Unido y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) define como ‘scaleup’ a una que empresa que creció durante tres ejercicios anteriores a un ritmo anual mayor al 20%, tanto en número de empleados como en facturación.

Dejá tu comentario