20 de diciembre 2004 - 00:00

Se alivia riesgo de falta de electricidad en 2007

Se alivia riesgo de falta de electricidad en 2007
Tras seis meses de tironeo, las empresas generadoras de electricidad comprometieron el viernes un aporte estimado en $ 924 millones para instalar una nueva central térmica. Se cumplió así con el requisito previsto para iniciar la regularización del precio de la energía, de modo que cuando entre en operación la nueva usina, el valor mayorista se calculará de acuerdo con los criterios anteriores a la ley de emergencia pública, pero con un tope de 15% a la rentabilidad.

De esta forma, al sendero ya convenido en mayo para la recuperación del precio del gas en boca de pozo se une ahora un sistema similar para la electricidad que, por otra parte, reflejará las subas en el hidrocarburo.

• Fondo

Empresas que representan 72,5% de la generación eléctrica privada aceptaron destinar a un fondo específico hasta 65% de los beneficios correspondientes a este año, a 2005 y a 2006. Las que más aportan son las centrales hidroeléctricas y los ciclos combinados a gas de mayor eficiencia.

Esto es así porque son las empresas que más excedente generan debido a que al considerar los costos, la Secretaría de Energía puso un valor del agua de las hidroeléctricas muy bajo ($ 2 el megavatio/hora), y para las centrales que funcionan a gas, se considera para todas el costo de las menos eficientes.

Entre las hidroeléctricas, los aportes más importantes provendrán de Piedra del Aguila y de El Chocón. Entre las térmicas, las que más aportan son AES Paraná, Genelba de Petrobras Energía y Central Puerto de la francesa Total. La española Endesa, que apoyó públicamente la iniciativa oficial, también tiene una participación importante porque es la accionista-principal de El Chocón y Central Costanera.

En diez días hábiles se constituirán las comisiones que definirán si se construye una central de 800 o de 1.200 megavatios, o dos centrales de 800. En principio, para las empresas aportar a la sociedad 65% del beneficio de tres años resultaría el techo a lo que están dispuestas.

Esos recursos saldrán ya sea de aumentos de tarifas o de aportes del Tesoro que reemplacen a los ajustes, pero es dinero que deberían cobrar las generadoras y que aportan para la nueva central, a cambio de acciones en la sociedad que será dueña de la usina.

• Monto

Esos aportes permiten llegar a un ciclo combinado de 800 megavatios, porque según la estimación oficial sobre el nivel de agua en las represas y el valor del gas, se totalizarán $ 923,9 millones, algo más de u$s 300 millones.

No obstante, las resoluciones de la Secretaría de Energía establecen que las generadoras son las responsables de la obra y del financiamiento, por lo cual
el gobierno las instaría a tomar crédito de los proveedores de equipos y llegar a construir por lo menos una central de 1.200 megavatios.

• Suficiencia

Con todo, con un solo ciclo combinado ya se estaría respondiendo al crecimiento esperado de la demanda para el invierno de 2007. En los dos próximos años, en tanto, los equipos instalados resultan suficientes si hay una moderada generación hidroeléctrica.

El acuerdo con las generadoras y el viaje a Madrid de Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete dejan las siguientes conclusiones:

• Por más tironeos que haya, el gobierno terminará acordando con las privatizadas, salvo alguna excepción que por ahora no se ve
.

• Durante el año próximo sólo habrá subas de tarifas para industrias y comercios. En 2006 comenzarán subas a los hogares.

• El gobierno va a presionar fuertemente para que se invierta en los sectores privatizados, de modo de no tener cuellos de botella para el crecimiento económico. Las presiones se dirigirán sobre todo a la producción de gas, los gasoductos, las centrales y la transmisión eléctrica.

Dejá tu comentario

Te puede interesar