Se filtraron datos de 500.000 usuarios de la red social de Google

Economía

La empresa afirmó que se debió a una falla en el software. Y resolvió cerrar Google+. Estiman que 438 aplicaciones podrían haber usado información.

Alphabet, la empresa madre de Google, anunció ayer que los datos de al menos de 500 mil usuarios de su subsidiaria Google+ fueron afectados por una falla en el software. Por eso se decidió cerrar esa red social.

La compañía informó que en marzo pasado había hallado y corregido "inmediatamente" una falla de seguridad en su red social Google+ que dejó al descubierto los datos personales de medio millón de cuentas.

Después de encontrar esa falla y tras constatar una gran inactividad de sus usuarios, el gigante de internet decidió cerrar para los particulares esta red social a la que automáticamente quedan suscritas las personas que se crean una dirección de gmail.

Los nombres de los propietarios de las 500.000 cuentas, su dirección de correo electrónico, su profesión, su género y su edad son los principales datos que se vieron expuestos, asegura Google en su página en internet.

Los datos publicados por los usuarios, así como mensajes, información de la cuenta de Google y números de teléfono no se pudieron ver o consultar, agrega el grupo de Mountain View (California), argumentando que no se pudo identificar con certeza a los usuarios afectados por la falla, ni su ubicación.

Hasta 438 aplicaciones podrían haber aprovechado esta brecha de seguridad, que Google no dice cuánto tiempo duró.

Los desarrolladores de aplicaciones no estaban al tanto de la vulnerabilidad, asegura la compañía, y por lo tanto no habrían sacado provecho de los datos que quedaron al descubierto: "No hemos encontrado evidencia de que los datos se usaran de manera inadecuada".

Google no explicó si esta falla de seguridad es obra de un acto de piratería ni las razones por las que esperó varios meses para hacer pública esta información.

Según el Wall Street Journal, los ejecutivos del grupo temían llamar la atención de los reguladores y ser objeto de un tratamiento como al que fue sometido Facebook tras el escándalo de Cambridge Analytica. Esta empresa británica está acusada de haber recopilado y utilizado sin su consentimiento los datos personales de los usuarios de la red social estadounidense con fines políticos.

Dejá tu comentario