Se firmó ayer el miniacuerdo con Fondo: vencerá en agosto

Economía

Finalmente, ayer se anunció el miniacuerdo con el Fondo Monetario que regirá hasta fin de agosto. Por la mañana, en la última reunión de la misión técnica con Roberto Lavagna, se definieron los detalles pendientes. Antes hubo contactos con Anne Krueger y ministros de EE.UU., Italia, España y Alemania, determinantes para destrabar el entendimiento. Hoy se girarán u$s 1.000 millones al FMI para pagar un vencimiento, los que serán reintegrados en los próximos días. Es clave porque se evitó el default generalizado y vuelve a encarrilar las conversaciones con el Banco Mundial y con el BID. Pero sólo implica una refinanciación de vencimientos, y quien suceda a Eduardo Duhalde tendrá apenas 90 días para avanzar en renegociar la deuda, destrabar subas de tarifas y solucionar los rezagos del "corralito", entre otras reformas. Consta de metas fiscales y monetarias, a las que se sumó a último momento un capítulo para sanear el sistema financiero.

















Tras casi un año de negociaciones, el gobierno argentino llegó finalmente a un miniacuerdo con el Fondo Monetario, que le permitirá refinanciar los vencimientos de deuda con los organismos de los próximos ocho meses. El plazo del stand-by abarca enero y llega hasta el 31 de agosto, lo que deja al nuevo gobierno que asume a fines de mayo contar con tan sólo tres meses para llegar a un acuerdo de mayor extensión.

La firma de la carta de intención se efectuó ayer por la mañana y por la Argentina la suscribieron el ministro Roberto Lavagna y el titular del BCRA, Alfonso Prat-Gay. También estaban presentes los principales miembros del staff del organismo a cargo de las negociaciones, John Dods-worth y John Thornton. La misión regresó ayer mismo a Washington con el texto del acuerdo bajo el brazo para revisarlo en detalle con la número dos del organismo, Anne Krueger (no vio aún los lineamientos finales).

• Dos documentos

La carta de intención consta de dos documentos distintos: un Memorando de Políticas Económicas del Gobierno Argentino Para un Programa de Transición en el 2003 y un Memorando de Entendimiento Técnico. Como resultado de la negociación, el gobierno pagará hoy el vencimiento de u$s 998 millones con el FMI. El organismo, a su vez, se comprometió a devolver los fondos una vez que el directorio dé la aprobación final al acuerdo, lo cual se producirá el jueves 23 próximo. Además, se cancelarán las deudas pendientes con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial.

De esta forma, en el lapso de una semana se estarían efectuando pagos a los organismos por unos u$s 2.500 millones, con lo cual quedaría la situación totalmente regularizada.


El Ministerio de Economía informó ayer que los montos implicados en el stand-by incluyen la refinanciación de u$s 6.600 millones de vencimientos futuros con el FMI, a un plazo de entre tres y cinco años. Además, se consideran dentro del programa los u$s 5.112 millones refinanciados por el Fondo durante 2002.
En total, por lo tanto, el monto de refinanciación con el Fondo asciende a u$s 11.712 millones.

Asimismo, el Banco Mun-dial y el BID desembolsarán u$s 4.400 millones hasta agosto. El dinero tendrá como destino, casi en su totalidad, reembolsar al gobierno por los vencimientos que deberán cubrirse con estos organismos hasta mediados de año.


El acuerdo final con el FMI quedó sellado tras una serie de reuniones que funcionarios del BCRA y el Ministerio de Economía mantuvieron sobre las características del programa monetario. Finalmente, se llegó a un consenso a última hora del miércoles, lo que permitió el anuncio y la firma de la carta de intención ayer al mediodía.

Al mismo tiempo, también el vocero del FMI, Thomas Dawson, confirmaba la voluntad del organismo por alcanzar un acuerdo (ver pág. 4). El funcionario también confirmó ayer que el texto de la carta de intención será elevado al board del organismo (lo que ocurriría hoy mismo), que dará su OK final la semana que viene.

• Monitoreo

Hasta último momento existieron diferencias técnicas entre el staff del FMI y los funcionarios argentinos, tanto del Ministerio de Economía como del Banco Central. Pero quedaron zanjadas por una decisión política que llegó directamente desde Washington. Las metas fiscales y monetarias incluidas en el acuerdo serán monitoreadas todos los meses. Y se resolvió que una misión del FMI desembarcará cada dos meses en la Argentina para realizar un seguimiento exhaustivo de los números.

El acuerdo consta de tres capítulos principales: el fiscal, que compromete un superávit primario de 2,5% para 2003; el monetario (el BCRA deberá financiar al Tesoro en $ 3.000 millones hasta junio), y la reestructuración bancaria, que incluye compensaciones adicionales para las entidades, además de la que ya recibieron por la pesificación asimétrica. Fuentes de Economía y del BCRA consideraban ayer que las metas incluidas en el acuerdo son «cumplibles» y están en línea con el presupuesto vigente para 2003.

Dejá tu comentario