Se pagará en 6 años ayuda de España por el blindaje

Economía

Tras haber alcanzado ayer un acuerdo por el repago, en 6 años, de la deuda -sin quita-con España generada en la operación de blindaje financiero de 2001, ahora el gobierno de Néstor Kirchner deberá concentrarse en acordar los términos de la reestructuración del endeudamiento que aún se mantiene con el Club de París, que supera los u$s 6.000 millones. Cabe recordar que la mayor parte de esta deuda también proviene del salvataje financiero que lideró el FMI durante la gestión de De la Rúa-Cavallo.

En cuanto al acuerdo con España, ayer la ministra de Economía, Felisa Miceli, anunció la firma del trato luego de haberse reunido con el presidente Néstor Kirchner, encuentro del que participaron, además, el secretario de Estado de Economía de España, David Vegara Figueras; el embajador de ese país en la Argentina, Rafael Estrella; y el secretario de Finanzas del Palacio de Hacienda, Sergio Chodos.

España había destinado u$s 1.000 millones para socorrer a la Argentina, que finalmente sólo tomó u$s 860 millones, monto que se engrosó hasta los u$s 982,5 millones por los intereses acumulados.

El convenio firmado ayer sobre la reestructuración de la línea de crédito otorgada por el entonces gobierno de José María Aznar a la Argentina deberá ser ratificado por un decreto del presidente Kirchner y por el Consejo de Ministros de España antes del 31 de marzo próximo, cuando el gobierno nacional comenzará a saldar la deuda. Este año, el país deberá pagar en cuotas 10% del pasivo que se mantiene con España.

El Palacio de Hacienda señalóen un comunicado la « formalización de este acuerdo, sellado entre el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y su par argentino, Néstor Kirchner, durante la XVI Cumbre Iberoamericana celebrada en Montevideo, dando solución al mencionado endeudamiento pendiente entre ambos países que duraba ya casi 6 años». La deuda objeto de este acuerdo que asciende a u$s 982,5 millones será pagada por la Argentina en seis años, con una amortización creciente de principal y a una tasa Libor + 140 puntos básicos. «De esta forma, se satisface la petición de la Argentina de mantener una mayor disponibilidad de recursos durante los primeros años, necesarios para el cumplimiento de los programas financiero y presupuestario, acordes con las necesidades de crecimiento del país», reza el comunicado oficial.

Esta deuda tiene su origen en un crédito que España concedió al país en marzo de 2001. El crédito respondió a la llamadadel Fondo Monetario Internacional -que en enero había aprobado un programa de apoyo financiero a la Argentina- a la comunidad financiera internacional para la movilización de recursos que ayudasen a la Argentina a superar su delicada situación financiera.

  • Diferencia

    España fue el único país en responder a esta llamada. Se trató, por tanto, de un crédito de rescate que apoyó al programa financiero del FMI, lo cual le confiere una naturaleza distinta de la de la deuda bilateral tradicional.

    Ambos países coincidieron en que la especial naturaleza de esta deuda y las excepcionales circunstancias bajo las que fue concedida determinaron su negociación bilateral.

    «Los términos de este acuerdo son independientes de los que puedan alcanzarseen negociaciones en foros internacionales», advirtió ayer el Palacio de Hacienda.

    El gobierno de Kirchner ya le presentó al Club de París una propuesta de reestructuración basada en un plazo de pago de 10 años con tres de gracia y con una tasa de interés de 6% anual. Debe tenerse en cuenta que esta entidad la conforman varios países de la Unión Europea, además de Estados Unidos y Japón, varios de los cuales votaron en contra de la Argentina en el directorio del FMI mientras se realizaba el canje de la deuda en default que dejó afuera a miles de bonistas con u$s 20.000 millones en títulos defaulteados. Justamente, los bonistas de estos países presionan a sus gobiernos y sus cortes de Justicia para que la Argentina reabra el canje de deuda.

    La mayor parte de los fondos prestados por el Club de París corresponde a préstamos de Alemania y de Japón.

    «Con el Club de París estamos en un proceso de negociación, intercambiando información sobre los números de deuda», dijo ayer Miceli.
  • Dejá tu comentario