Seca de ofertas, salió disparada

Economía

No resultó una exclusividad, visto que el desarrollo de un vecino Bovespa se lanzó a volar y abriendo 2007 con más de 2% de rendimiento. El Dow no estaba, los menores no tuvieron un patrón rigiendo el circuito: y nada los pudo detener. En el ámbito local, tal había quedado el jueves, parecía un mero trámite alcanzar una nueva marca redonda, en el que puede ser el camino a los 2.700 puntos: el que, realmente, será capaz de ostentar el título de máximo histórico del Merval. Y la primera etapa era ingresar a la otra centena, la que estaba a sólo diez puntos -un módico medio por ciento- desde el cierre anterior.

El mínimo de 2.087 no amedrentó a nadie, fue sólo simbólico, hasta alcanzar una disparada que lo elevó a casi 2.140 puntos. Lo más tentador es que esto sirvió también de cifra de clausura, que pasado a porcentual le deparó al recinto de Buenos Aires un primer día accionario: con 2,32%.

  • La clave

    Sin saber otro dato que el incremento de precios ponderados, podría suponerse una fecha arrolladora en volumen. No hubo nada parecido a tal imagen; en realidad, se trató de una modesta reunión de órdenes hasta los 51 millones de pesos de efectivo. Ergo, lo que ayer se vio fue una sequedad notable de oferta en la mayoría de las plazas.

    Mucho más relevantes que el total del día resultaron los totales hechos en «cauciones»: un segmento financiero básicamente -dinero, contra títulos en garantía y una tasa-, pero que es brazo abastecedor de más compras en el mercado habitual. En tal caso, el «apalancamiento» fue fuerte, llegando a los $ 231 millones y cubriendo 40 por ciento de las cifras giradas ayer. El 2,8% de Tenaris, pero con sólo 55.000 acciones, habló a las claras de un indicador brillante y, el otro, sólo mediocre. Reiterando lo de 2006: enero arrancó pisando fuerte. Y la Bolsa, bronceada.
  • Dejá tu comentario