Sigue microclima opuesto al mundo

Economía

Hizo una «comba» el recorrido del índice, bajó a los 790 puntos, pero, como si se divorciara de lo que sucede en mercados del exterior, volvió a tomar impulso y no solamente salvó la pequeña brecha, sino que, además, se colgó en 805 -tras tocar máximo de 812- sumando medio por ciento, que es leve, pero se agiganta ante lo ofrecido por indicadores de Wall Street, de Brasil o de México. El único que se alineó en el signo fue el Burcap, con 0,41% de merma y recibiendo influencia europea. La plaza trabajó con un buen régimen de negocios, aunque propendiendo nuevamente a estabilizar una base entre los $ 50 millones y los $ 60 millones, como para depurar en ese ritmo y tener energía para trepar nuevamente. Obviamente, la no salida de presiones por los precios puede generar una sobrecarga de tomas de utilidad posteriores, lo que únicamente sería salvado con órdenes bastante más amplias.

Así, quedó como destacado el Merval en el mundo, también con el volumen y una aparición muy pequeña de certificados: dejando todo el protagonismo, unos $ 49 millones de efectivo, a las acciones. Dentro del listado mayor, se remarcó Solvay Indupa con su 8% de incremento y 2,4 millones de papeles. En el mismo nivel, Celulosa; allí cerca y con 7%, actuó Polledo, aunque ninguna de ellas resulta las «pesada» en el Merval. En tal aspecto, se vieron salidas en las plazas de Galicia -bajando 2%-, 4% en Telecom, quedando PC positiva, solamente de 1%. Selectividad y búsqueda de «nichos» menores, suponiendo que la liquidez actual puede reavivar plazas más complicadas. Se verá.

Dejá tu comentario