Sin solución para carne. Caen los envíos a Liniers

Economía

La noticia de que se abrían las exportaciones de carne fue tomada ayer con escepticismo por las entidades agropecuarias. Sucede que la Resolución 6/08 publicada en el Boletín Oficial no fue lo que el campo esperaba. El gobierno se había comprometido a establecer un cupo de carne bovina para exportar de 550.000 toneladas y a excluir de ese monto a la vaca conserva. Pero nada de eso figura en la norma de ayer, que sólo se limitó a convalidar el sistema actual.

«Las exportaciones de carne vacuna se abrirán cuando se empiecen a entregar los ROE (por el Registro de Operaciones Exportación). En la resolución no se mencionan tonelajes ni precisiones por lo que no se ven cambios», dijo a este diario Arturo Llavallol, técnico en carnes de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

El vicepresidente de la SRA, Hugo Luis Biolcati, se mostró también crítico: «El miércoles pasado dijeron que el acuerdo que firmamos hace quince días estaba en vigencia y hoy es noticia que a lo mejor lo ponen en marcha. Estamos esperando verlo y que se cargue algún contenedor. Es terrible que la exportación esté cerrada. El hecho de liberarla, después de todo este tiempo, no es más que una cosa obvia y necesaria».

El 17 de abril pasado, las entidades del campo (nucleadas en la Comisión de Enlace Agropecuaria) acordaron con el gobierno un nuevo y mayor cupo exportable de carne de novillo pesado por año y 120.000 toneladas de conservas (tipificada E y F según norma Oncca), a cambio de que en los comercios minoristas se consiguieran los valores de los 13 cortes populares.

Pero los carniceros aseguran que es imposible respetar esos valores porque la media res les llega con aumentos.

El escenario no ayudó ayer. Al Mercado de Liniers ingresaron tan sólo 1.424 animales, mientras que la entrada promedio para los lunes es de entre 6 y 8 mil cabezas. El tema preocupó al secretario de Agricultura, Javier de Urquiza.

Los precios de comercialización se reubicaron en los niveles que mantuvieron durante las dos últimas semanas, pero el ingreso representó apenas 30% del registrado el viernes.

El secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Javier Jayo Ordoqui, separó los conflictos existentes en el mercado interno con los de las ventas al exterior. Dijo que «los frigoríficos exportadores tienen un serio problema de almacenamiento de aquellos productos que no pueden destinarse al mercado interno y están listos para exportar esperando la autorización de Oncca».

La problemática en los frigoríficos podría alcanzar también a los trabajadores. Según datos de los sindicatos de la industria cárnica, por el cierre de las exportaciones unos 9.800 trabajadores de frigoríficos podrían ser suspendidos en los próximos días. De hecho, según fuentes del sector casi 100 plantas solicitaron subsidios al gobierno para evitar recortes de sueldo.

Dejá tu comentario