La soja cerró en máximos desde 2018 por mal clima en EEUU y demanda robusta desde China

Economía

El contrato de soja más activo subió 18,5 centavos a u$s9,96 el bushel, tras alcanzar en el día los u$s9,98. La suba se da luego de la pausa del jueves que interrumpió una racha de 13 ascensos consecutivos, la marca más importante para la oleaginosa en 40 años.

Los futuros de la soja volvieron a trepar este viernes hasta sus máximos desde junio de 2018 en el Mercado de Chicago, por las malas perspectivas climáticas existentes en zonas productoras de Estados Unidos, que reducirían la oferta, y por una demanda robusta desde China.

El contrato de soja más activo subió 18,5 centavos a u$s9,96 el bushel, tras alcanzar en el día los u$s9,98. Por lo tanto, la tonelada avanzó casi u$s7 para cerrar cerca de los u$s366. La suba se da luego de la pausa del jueves que interrumpió una racha de 13 ascensos consecutivos, la marca más importante para la oleaginosa en 40 años.

Embed

Paralelamente, el maíz subió 3,5 centavos a u$s3,685 el bushel tras llegar a u$s3,6925, su precio más alto desde el 13 de marzo, mientras que el trigo cayó 6,25 centavos a u$s5,42 y tocó un mínimo en dos semanas.

USDA: China mantiene fuerte demanda por maíz y soja de EEUU

La demanda china de maíz y soja estadounidenses permaneció robusta en la última semana, dijo este viernes el Departamento de Agricultura (USDA), y los operadores prevén que el reciente aumento de las compras lleve al Gobierno a elevar sus proyecciones de exportaciones de ambos granos.

Un reporte del USDA indicó que las ventas al exterior de soja a China totalizaron 1,608 millones de toneladas en la semana terminada el 3 de septiembre, en el último periodo reportado. Por su parte, los envíos de maíz a la nación asiática alcanzaron 1,137 millones de toneladas.

En un dato por separado, el Gobierno dijo que exportadores privados registraron una venta de 262.000 toneladas de soja a China, la sexta venta consecutiva en sesión de mercado.

China también ha estado elevando sus importaciones de maíz estadounidense, ya que el país está enfrentando su primera escasez del cereal en años.

Un fuerte aumento del precio del maíz -crítico para la producción de carne de cerdo y ave en China- exacerba una serie de problemas para los suministros domésticos de alimentos que incluyen un devastador brote de gripe porcina, los efectos de la pandemia de coronavirus y advertencias de retrasos en los periodos de siembra locales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario