Tenaris: fiscal pide desalojar el piquete y UOM amenaza con toma

Economía

El conflicto por despidos entre la empresa del grupo Rocca y el gremio metalúrgico recrudeció y hay más riesgo de un desenlace violento.

En el noveno día consecutivo de bloqueo por despidos, el conflicto en la planta de Tenaris-SIAT (Techint) en Villa Constitución alcanzó ayer un nuevo pico de tensión con el pedido de una fiscal de desalojar el piquete montado por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) local y la respuesta del sindicato de que el viernes evaluará una posible toma de las instalaciones. El enfrentamiento escaló ante la negativa de la compañía de reincorporar a los cesanteados, que reportan a una tercerizada, y tras el envío esta semana de telegramas a parte del personal con una comunicación de suspensiones sin goce de haberes hasta el sábado.

La fiscal adjunta de Villa Constitución Analía Saravalli pidió por oficio al juzgado penal de turno local que dispusiera “de forma provisoria las medidas del caso para que cese el estado antijurídico producido por la ocupación” de la entrada principal de la fábrica de tubos del grupo empresario que lidera Paolo Rocca. La funcionaria se refirió a la protesta emplazada en las puertas de SIAT, sobre la ruta provincial 21, que desde la semana pasada y mediante un micro y tachos con combustible encendidos impide el ingreso y egreso de material e insumos en la planta.

Pablo González, secretario general de la UOM local, le confirmó a este diario que el viernes habrá “una asamblea de delegados donde se decidirá, en función del estado del conflicto, la toma de la planta” de Tenaris. En la firma del Grupo Techint hasta anoche declinaron dar su versión del conflicto como sucedió casi de manera sistemática desde que su tercerizada EMET desvinculó –durante la vigencia de un decreto nacional que prohíbe los despidos- a cinco operarios, dos de los cuales son delegados del sindicato con fueros protectorios especiales.

toma de techint (2).jpeg

En escala, el conflicto en SIAT guarda similitudes con la crisis que en plena pandemia se desató en Siderca, la mayor planta que tiene Tenaris para la producción de tubos para la actividad petrolera, en Campana, adonde tres firmas tercerizadas del Grupo Techint echaron a 140 trabajadores en medio de una negociación por una rebaja en los salarios de los operarios suspendidos. Aquella puja terminó con una conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo nacional, que como novedad incluyó a Tenaris a pesar de no tener vínculo formal con los cesanteados –una práctica habitual en las empresas del grupo- y un acuerdo con la UOM Campana que le permitió a la compañía reducir al 70% del sueldo neto los haberes de sus operarios sometidos a licencias por la pandemia.

En Tenaris-SIAT se había planteado durante los últimos días de julio una negociación similar, en principio con un planteo de Techint de bajar al 50% los salarios netos de los suspendidos, que desbarrancó con la negativa de la UOM local y los despidos de los cinco operarios de EMET, con aval implícito de la firma principal. Un dato común a todos los conflictos durante la pandemia es que el grupo de Paolo Rocca había sido beneficiado para todos sus emprendimientos con el otorgamiento de los subsidios salariales ATP, con los que el Gobierno cubre la mitad de los sueldos netos de cada convenio colectivo, pero luego los rechazó y devolvió los montos aportados una vez que el Ejecutivo puso como condición que los perceptores no pudieran girar divisas al extranjero (Techint tiene sede en Luxemburgo) ni realizar cambios societarios o compras de dólares.

Desde entonces la puja se agravó e incluso la seccional local de UOM llegó a montar un bloqueo en la puerta de Tenaris que el 14 de agosto les impidió a dos gerentes de la planta retirarse durante todo el día. Recién pasadas doce horas de negociaciones y tras una intervención personal del ministro de Trabajo de Santa Fe, Roberto Sukerman, los directivos pudieron volver a sus hogares por la noche.

El responsable gremial de aquella medida fue Pablo González, quien ayer le advirtió a este diario que los trabajadores analizan “tomar la planta de Tenaris hasta que otra empresa se haga cargo de la producción” si no hay una respuesta favorable al reclamo de reincorporación de los cesanteados. Esa posibilidad se discutirá el viernes en una asamblea de delegados de toda la seccional Villa Constitución.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario