"Tienen que dejar flotar su moneda"

Economía

Manhattan (Reuters) - El presidente George W. Bush afirmó ayer que había dicho a China que no debería vender sus productos en el mercado norteamericano a un precio injusto y que debería dejar flotar libremente su moneda.

Estados Unidos presiona a Pekín para que revalúe el yuan por considerar que el tipo de cambio del país asiático torna artificialmente baratos los productos chinos en el exterior.

«Trátennos de la misma manera en que nosotros los tratamos a ustedes. Ustedes tienen un desequilibrio comercial con Estados Unidos, y si no lo ponen bajo control, podría haber una reacción adversa aquí»,
dijo Bush en referencia a lo que les habría dicho a las autoridades chinas.

«Y por cierto, si ustedes (los chinos) deciden saturar el mercado (con artículos colocados a precios injustos), elijan productos como textiles; tendrán que responder bajo nuestra ley», advirtió Bush en respuesta a preguntas tras ofrecer un discurso en la Universidad del Estado de Kansas.

Estados Unidos ha instado a China para que flexibilice más el yuan, que tras una revaluación en julio no ha logrado apreciarse en la magnitud suficiente para acallar las presiones externas.

«Tienen que dejar flotar su moneda. La moneda debería cotizar en el mercado, no por un edicto del gobierno»,
señaló Bush que le había dicho a China.

Dejá tu comentario