Tras salida del default, el riesgo- país baja a zona de 1.100 puntos

Economía

El banco JP Morgan realizó el rebalanceo de su Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI, por sus siglas en inglés) en relación a Argentina, a raíz de la salida al ruedo de los instrumentos soberanos emitidos tras el canje de deuda. A partir de este cambio, el riesgo-país argentino se colocó en 1.104 unidades, lo que significó una caída del 47,9% respecto del cierre del día anterior. Cabe señalar, se trató de una crónica de un cambio anunciado, ya que se sabía que ayer se iba realizar la modificación.

Este riesgo-país es consistente con bonos que están teniendo rendimientos promedio que se ubican entre el 11 y 12,5%. “Vemos un posible escenario en el que estas tasas que están cerca de 11% o 12% tendrían que bajar un poco, más que nada por las tasas en cero que hay en el mundo, la emisión que está habiendo por parte de los bancos centrales y porque poscanje Argentina no tienen ningún vencimiento en el mediano plazo”, consignó Nicolás Viveros, analista de Capital Markets Argentina. Y añadió: “En ese sentido puede haber cierto flujo para países que tengan tasas relativamente altas como Argentina que ayuden a bajar un poco las tasas y comprimiendo el EMBI. Por otro lado, Argentina tiene desafíos macro muy importantes, por lo que tampoco es que esperamos que haya una compresión muy fuerte.

Al respecto, Fernando Marull, socio de la consultora FMyA, consignó: “Normalmente los canjes exitosos muestran superávits fiscales del 3% del PBI al año siguiente del canje, por eso no sorprende que el canje del 2005 (pese a haber tenido una aceptación del 67%) debutó con un riesgo-país de 400 puntos, muy por debajo de los 1000 actuales. Esto es porque en 2005 Argentina estaba recuperado y acumulaba superávits comerciales y fiscales”.

El riesgo-país lo que mide es el diferencial de rendimiento entre la deuda argentina y emisiones similares de Estados Unidos. A partir de este cambio, Argentina se ubica en el rango más bajo desde el 9 de agosto de 2019 en adelante: aquel día el EMBI cerró en 872 y al lunes siguiente, tras las elecciones PASO, saltó a 1.467 unidades. En el trayecto desde ese día hasta hoy, el índice llegó a superar los 4.300 puntos en marzo de este año. Hasta ayer, en tanto, se colocaba en 2.120 puntos básicos.

Respecto del recorrido que tuvieron ayer los nuevos bonos emitidos tras el canje de deuda, en los cuales se basa el JP Morgan para armar el EMBI, Viveros explicó: “En el mercado local se siguió con la tendencia de crecimiento en el volumen de los nuevos bonos, siendo el de mayor volumen, por lejos, el del AL30, aunque los bonos con ley New York GD30 y GD35 también tuvieron algo de movimiento, pero mucho menor”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario