Tres inversiones para lograr buenos retornos en el mercado post 22-O

Economía



Por Rafael Di Giorno*

Los inversores de renta variable han tenido un buen año en todo el mundo. La continuidad de las tasas bajas en las principales economías ha motorizado una suba en la mayoría de los índices bursátiles. El S&P500 viene subiendo 15% en lo que va del año, el Nasdaq de acciones tecnológicas, un 25%, y el Bovespa brasileño medido en dólares, un 26%. Es en ese contexto que el Merval en dólares acompaña con un fuerte alza de 50%. Los gestores de portafolio, a nivel global, se ven empujados a incrementar su riesgo para poder obtener retornos.

LEBAC. Yendo al mercado local, en bonos nos gusta la tasa fija en pesos y creemos que las Lebac largas son el mejor instrumento para asegurar tasa. Actualmente los inversores locales diversificaron plazos, mientras que los inversores extranjeros entran a las Lebac más largas apostando a que la tasa le gane a la depreciación del peso. Lo hacen vía Total Return Swaps (contratos en que una parte paga una tasa y la otra parte le paga el retorno total de la inversión; y a veces permiten un apalancamiento) con bancos que tienen posibilidad de liquidar localmente.

BONOS EN DÓLARES. En cuanto a títulos dolarizados tenemos posiciones "core" en distintos tramos de la curva en dólares (AY24, DICA, AC17) aunque no vemos subas importantes en el corto plazo dado que la tasa americana de 10 años (UST 10 yr) está recuperando posiciones en el último mes, lo que frenaría el ingreso de capitales a la región. El bono que más nos gusta es el DICA que tiene una duration de 7,40 y alta liquidez. De no mediar conflictos externos es un bono para mantener en cualquier cartera.

ACCIONES. Mantenemos el 30% de nuestro portafolio en renta variable dadas las perspectivas de crecimiento para los años venideros. Dos de los sectores que nos parecen que pueden capturar esta tendencia son el de Real Estate y el energético. Dentro de estos segmentos mantenemos cierta preferencia por Consultatio y Central Puerto.

En el caso de Consultatio, que tiene una capitalización de mercado de u$s 1.000 millones, la firma obtuvo esta semana un terreno de 3.200 metros cuadrados en la zona de Retiro por u$s 40 millones. Este proyecto se suma al terreno recientemente adquirido (en un 80%) en el dique 2 de Puerto Madero por un valor de u$s 44 millones.

Estas compras le permiten a la empresa aplicar una porción importante del cash que tenía disponible, al tiempo que subsana una de las principales críticas que se le hacían a la compañía en cuanto a su escaso "pipeline" de proyectos.

Actualmente, con 8 proyectos grandes en desarrollo y una importante fuerza comercial creemos que Consultatio evidenciará muy buenos resultados en 2018.

Analizando Central Puerto por su parte, esperamos un buen 2018 para la empresa por varios factores:

a) La entrada en operación del Ciclo Combinado Vuelta de Obligado que disparará una serie de pagos por parte de CAMMESA a partir de 2018.

b) La inauguración de dos nuevos parques eólicos de Central Puerto Renovables de la cual CEPU posee 80%. Además, la empresa ha presentado proyectos en la ronda 2 de licitaciones de energía renovable, cuya adjudicación se encuentra pendiente.

c) Con el reajuste tarifario aún en proceso, sus ingresos atados al dólar y una sólida hoja de balance, consideramos que CEPU puede sostener su "dividend yield" (actualmente en 2,85%) a la vez que autofinancia su expansión y mejora sus resultados.

Por otro lado, la empresa se encuentra llevando adelante los trámites necesarios para posibilitar la oferta pública y listado de las acciones de la sociedad en mercados del exterior, lo cual puede agregar demanda y liquidez en el activo.

*Director de Proficio Investment

Dejá tu comentario