Un fondo buitre halla cuentas en Nueva York y embargan al país

Economía

Los fondos buitre no descansan en su afán de hallar activos de la Argentina en condiciones de ser embargados. El jueves de la semana pasada se notificó al Ministerio de Economía de la existencia de un embargo sobre un fondo fiduciario en Nueva York. El monto no sería significativo: fuentes oficiales señalan que son sólo u$s 600.000, pero en Nueva York elevan la cifra a u$s 30 millones como mínimo. Más allá de ello, queda claro que hasta tanto no se logre el acuerdo sobre 100% de la deuda en default, se repetirán estas acciones. Ayer hubo cumbre de bonistas en Venecia y redoblarán presión sobre la Argentina a través de gobiernos de Europa y EE.UU. Aquí nada cambiará, por lo menos hasta después de las elecciones, ya que Néstor Kirchner no tiene ninguna intención de lograr un acercamiento y negociar una segunda ronda, aunque fuera con quita mayor que la planteada en marzo de 2005.

Un fondo buitre (sería el NML, de la familia Dart) logró hallar activos para embargar al país por el default. Fue hace seis días, cuando la notificación llegó al Ministerio de Economía a través de los abogados del gobierno en Nueva York, el estudio Clearu, Gootlieb and Hamilton. No generó alarma en el gobierno pero simplemente por el monto: serían tan sólo seis partidas por u$s 600.000 dólares cada una. Pero ésa es la respuesta oficial, ya que otras versiones desde Nueva York indican que el número real podría multiplicarse por 50 y llegar a los u$s 30 millones.

En el Ministerio de Economía,al ser consultados por la información, resaltaron que «se trata de una acción legal similar a la ya encarada contra las reservas del Banco Central, pero en esta ocasión serían activos del Banco Nación». Aunque al mismo tiempo, en esta entidad, anoche descartaban que haya embargoscontra fondos fiduciarios que administran, ya que «los mismos están basados en otras plazas». Más allá de esta desconexión, todo indica que se trataba de un fondo fiduciario -del Nación o nocreado con la sola intención de evitar acciones legales de acreedores. «Es un fondo que a su vez contiene a otro fondo y así repetidamente. Como las muñecas rusas matrioskhas», explicó una fuente.

  • Congelado

    Cabe recordar que el Banco Central aún tiene congelados cerca de u$s 106 millones en reservas, lo que ocurrió en el momento del pago al Fondo Monetario a fin de diciembre de 2005. Todo indica que seguramente el país podrá recuperar la libre disponibilidad de estos fondos, ya que la jurisprudencia internacional le juega a favor al tratarse de las reservas internacionales. De todas maneras, la postura de los fondos buitre se mantiene invariable con un argumento que hace dudar al propio juez Griesa, quien tiene a cargo todas las demandas contra la Argentina en Nueva York: «El Banco Central en la Argentina no es independiente y es la cara oculta del gobierno». Pero contra ello intervinieron la propia Reserva Federal y el Departamento de Estado norteamericano, que en lo que se llama «amicus curae» señalaron a través de un escrito el riesgo que tiene fallar contra la Argentina en esta causa.

    Lo que está a la vista es que en esta oportunidad no habrá cartas a favor de organismos norteamericanos. Es que no están en juego activos del Banco Central, que es lo que movilizaron esas presentaciones. Por ello la probabilidad de que en este caso por primera vez los fondos buitre hayan logrado capturar algún activo de la República Argentina. La duda es el monto final. Pero hay una elemento a considerar y que destacan hasta los abogados de la Argentina en conversación con funcionarios: el juez Griesa está rápidamente fallando en la medida de sus posibilidades contra la Argentina habida cuentas de las dilaciones en alcanzar una solución total a la cesación de pagos. Pero justo ahora se toma una licencia de 30 días, por lo que, más allá de la ausencia de activos a embargar, las resoluciones entran en una etapa de congelamiento.
  • Dejá tu comentario