Unión Europea tendrá desde mañana 10 nuevos socios

Economía

La Unión Europea incorpora formalmente mañana, luego de un complicado proceso de negociaciones, el equivalente a cuatro PBI de la Argentina, que aportarán los 10 nuevos miembros. Con ojos optimistas, se podría abrir -cuando el Mercosur concrete el acuerdo con la UE-un mercado de 75 millones de habitantes que importan anualmente por 200 mil millones de dólares.

Como contracara, los nuevos miembros seguirán subsidiando sus producciones agrícolas por un tiempo, aunque por el monto involucrado no llegan a competir con las exportaciones de materias primas del Mercosur.

«Con la ampliación, la población de la UE aumentará 24%, la superficie, 28% y el PBI, sólo 5%. En términos comerciales, la ampliación de la UE constituye para la Argentina una oportunidad potencial y una amenaza concreta: contar con preferencias arancelarias en un mercado más amplio una vez que se celebre el acuerdo de libre comercio Mercosur - Unión Europea, y la posibilidad de ser desplazada como proveedor de la actual UE (15 países) por los nuevos socios», indica un informe elaborado por el Centro de Economía Internacional (CEI) de la Cancillería argentina.

• Impacto gradual

Sin embargo, hay coincidencia en que el eventual impacto sobre el comercio no será abrupto, ya que el proceso de ampliación de la UE se produjo gradualmente. Desde hace un tiempo, los nuevos socios cuentan con preferencias arancelarias en la UE-15 (actual), que desde principios de los noventa determinaron un comercio libre en cuanto a productos industriales. En lo referente al comercio agrícola, aún restan activar mecanismos de homologación de normas y modernización de ciertas producciones.

El informe del CEI señala que los nuevos miembros -Chipre,
Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y la República Checadestinaron, en promedio anual para 2000-2002, 67,5% de sus exportaciones a la UE-15 (91.861 millones de dólares), lo que muestra un nivel de integración comercial similar al de los 15 miembros actuales de la UE.

Por su parte, la Argentina destinó 20% de sus exportaciones a la UE (5.882 millones de dólares) en 2003
. La diferencia radica en que 75% del total exportado a la UE por nuestro país son agroalimentos, mientras que para el bloque de 10 nuevos miembros ese rubro representa sólo 5%. En este contexto, los principales competidores para la Argentina serán Polonia, Hungría y República Checa, según el informe de la entidad oficial que dirige el economista Hernán Lacunza.

Las importaciones de la Unión Europea alcanzaron, en promedio anual para 2000-2002, 956.693 millones de dólares.
De este total, sólo 0,6% fue provisto desde la Argentina y 9,7% desde los nuevos miembros.

A raíz de problemas de modernización de las economías agrícolas del Grupo de los 10, «los pagos directos -subsidiosse introducirán en estos países como 25% del monto que reciban los agricultores de la UE-15 en 2004, 30% en 2005 y 35% en 2006. A partir de 2006 los pagos directos en estos países se incrementarán gradualmente hasta llegar a 100% en 2013», indica el estudio. Un compromiso asumido por Bruselas estipula que los subsidios no se incrementarán a nivel del bloque, por lo que todo incremento de subsidios hacia los nuevos miembros se restaría de los actuales.

Los datos sobre el comercio entre la Argentina y los nuevos miembros demuestran que éste es actualmente poco importante: en 2003 las exportaciones argentinas fueron de
218 millones de dólares mientras que las importaciones fueron de 82,1 millones de dólares. Los principales productos que la Argentina exporta a los nuevos socios son grasas y aceites, cereales y vehículos y sus partes.

La nueva UE adapta actualmente sus acuerdos de asociación y libre comercio que ya tiene con México y con Chile, lo que significa que la liberalización de más de 90% de los intercambios entre estos dos países y la UE se amplía a los 10 nuevos países, indicó la vocera de
Pascal Lamy, comisario europeo de Comercio.

Con la entrada en la UE, «la media de los aranceles de los 10 nuevos países se va a reducir en 50%», y en conjunto bajará de 9% a 4%, indicó
Arancha González. Los derechos de aduana de casi todos estos países son más altos que los de la UE, por lo que bajarán, excepto en los países bálticos -Lituania, Letonia y Estonia-donde «puede significar que tengan que incrementar sus aranceles», ya que actualmente son más bajos que los de la UE, explicó.

La Comisión Europea debe establecer también los nuevos contingentes de importación de otros productos como la Cuota Hilton de carne bovina de alta calidad conforme a lo que la Argentina, Brasil y Uruguay exporten actualmente a los 10 nuevos países europeos, así como los textiles, el acero o el azúcar, sujeto a cuotas si proviene de Brasil y de Cuba.

La ampliación de aranceles y cuotas a 10 nuevos países debe notificarla la UE a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Ginebra, y «el país tercero que crea que tiene que pedir compensaciones» porque estima que perderá comercialmente con el cambio, «tiene que decir cuánto», explicó González.

Dejá tu comentario